Porco Rosso

Porco Rosso

jueves, 21 de febrero de 2019

DRAGONES Y MAZMORRAS de Courtney Solomon - 2000 - ("Dungeons & Dragons")


Profon, un malvado mago del Imperio de Izmer, está tratando de dominar a su antojo a los dragones usando la magia oscura. Su objetivo es conspirar para derrocar a la Emperatriz Savina, una bondadosa gobernanta que defiende a los plebeyos y ayuda a los más necesitados. Un grupo de aventureros de toda clase y condición, unidos por el azar y la necesidad, va a plantarle cara para salvar al reino de sus pérfidos planes.


El canadiense Courtney Solomon ha dirigido hasta la fecha solamente tres películas, y muy espaciadas. Y las tres son horrorosas: la comentada "Dragones y Mazmorras", el filme de terror "Maleficio" y el thriller de automovilismo "Getaway".


Hoy toca bodrio. "Dragones y Mazmorras" es uno de los juegos de rol más importantes y famosos de la historia (tal vez, el que más). Y entre el montón de merchandising que tiene, hay una serie mítica de los años ochenta que lleva su mismo nombre, animada, que marcó las infancias de los que crecimos en aquella década. Evidentemente, tendría que tener su película en algún momento. Y llegó tardía, pero llegó. Y fue horrorosa. Pero de lo peor que puede existir en el mundo del cine, en serio. ¿Qué es la película de "Dragones y Mazmorras"? Pues una partida de rol. Pero de las malas. De las inventadas sobre la marcha. Personajes patéticos, el bien contra el mal sin ninguna clase de gris, buenos épicos y algo ingenuos y malos que se ríen solos, diálogos pestosos, una trama horripilante y llena de lagunas y de vergüenza ajena. Todo es pésimo, ínfimo, patético. Pero lo es hasta en lo técnico. En el año 2000 ya había medios para currarse un poquito mejor la ambientación. Porque esto parece una serie cutre televisiva: escenarios de cartón, vestuario de carnaval, caracterización de fiesta de fin de curso (todas las razas son iguales...), dragones bochornosos, efectos especiales superpuestos. Todo mal; todo fatal. Y Jeremy Irons haciendo un papel de puro trauma: no recuerdo un villano tan horrible en mucho, mucho tiempo. Tuvo por cierto dos secuelas realizadas directamente para la televisión que voy a ignorar completamente.


miércoles, 20 de febrero de 2019

ALITA: ÁNGEL DE COMBATE de Robert Rodríguez - 2019 - ("Alita, Battle Angel")


Una chica que no recuerda quién es se despierta en la casa del médico Ido, que ha recogido su cuerpo cibernético, abandonado en un vertedero, y la ha arreglado. Esta chica, llamada Alita por su padre adoptivo, encuentra al salir a la calle un mundo totalmente extraño para ella sumido en la decadencia de una gran guerra del pasado y en el que la gente vive entre los restos de lo que fue la civilización. Poco a poco, Alita va a ir recordando... Y van a llegar a ella problemas.


"Alita: Ángel de Combate", es uno de los cómic japoneses más famosos de la historia, creado por Yukito Kishiro en 1990. Ahora, Robert Rodríguez lo ha llevado al cine. Y tengo que decir que es más o menos fiel en lo que se refiere a historia básica y a estética, pero que mete la pata a lo bestia al final y deja al conjunto sin salvación posible. Rodríguez es uno de esos directores que a veces tocan la flauta y les sale algo apañado y otras, demasiadas veces, se caen con todo el equipo en una cutrada de rollete de serie B sin pretensiones pero en la que, precisamente por eso, por la falta de pretensiones, todo vale, y para mal. En "Alita: Ángel de Combate" empezamos en el enésimo mundo post-apocalíptico con humanos con prótesis de androides que viven en un lugar a lo "Mad Max". El ambiente es de diez: es muy, muy similar al del manga. Y los personajes, incialmente, también, en especial Alita, que está bastante conseguida. Actuaciones aceptables, escenas de acción aceptables, una trama con sentido y que parece ir a alguna parte. Luego, por desgracia, todo se va al garete y llegan los peores tics de siempre del director de "El Mariachi": el guión, básicamente, se va por los cerros de Úbeda y todo a Rodríguez le importa una mierda. Los giros de repente se fuerzan, los personajes cambian por la cara, algunos secundarios se quedan olvidados, la historia tira por un camino totalmente diferente y todo empieza a correr que se las pela.


La descompensación entre las dos partes de "Alita" se carga la película. Porque en la segunda, como he dicho, todo corre que se las pela, y de repente vemos a la protagonista haciendo cosas sin sentido y a su padre y a su novio también, y los diálogos empeoran de golpe, y los giros de guión se vuelven gratuitos y forzados para que la trama avance a trompicones, y muchos secundarios se quedan en el tintero, y de repente los villanos hacen cosas que tampoco tienen mucho sentido y todo el combate final y el clímax están rodados con una torpeza y una pereza que espantan, con muertes perfectamente evitables forzadas para dar más dramatismo, con escenas de acción plastas para crear acción de la nada. Y, para colmo, te enteras de que todo es un prólogo gigantesco para una hipotética secuela. Un rollazo como una catedral y un timo de la estampita. En fin, una pena, porque la estética y la ambientación está genial, pero el resto es puro Robert Rodríguez, y del peor.


lunes, 18 de febrero de 2019

FUERA DE CARTA de Nacho G. Velilla - 2008 - ("Fuera de carta")


Maxi tiene una vida aparentemente perfecta: es un cocinero de prestigio que ha conseguido sacar adelante su propio restaurante en el centro de Madrid. Un día, sin embargo, todo cambia de golpe para él: aparecen de repente sus dos hijos, un chico adolescente y una niña pequeña, fruto de un matrimonio que abandonó. Y, para colmo, su nuevo vecino es un guapo futbolista argentino... Que le va a meter en algún que otro lío y malentendido. La vida de Maxi se convierte en un caos.


Nacho G. Velilla es el creador de famosas series españolas como "7 Vidas", "Aída", "Los Quién" o "Fenómenos". En el cine, es autor también de comedias muy famosas, género en el que se ha especializado. Unas están más conseguidas que otras. Su filmografía se compone de "Fuera de carta", "Que se mueran los feos", "Perdiendo el Norte", "No maches Frida" y "Villaviciosa de al Lado".


"Fuera de carta" fue el debut en las salas de Nacho G. Velilla, una película que fue exitosa y premiada hace diez años. Repite en ella muchos de los "tics" televisivos de la comedia española, y eso la pierde. Trata de mezclar el drama con la mencionada comedia y lo consigue a medias, y trata de ser un canto a la diversidad pero se pasa a veces con los tópicos gruesos sobre los gays. En la parte positiva, tenemos a un Javier Cámara que está inmenso y que entrega el mejor personaje (en especial, porque tiene claroscuros, que el resto no: es un tipo desemparado pero también es un merluzo emocional y a veces, claramente, "un mierda"), y algunos gags aislados que tienen una cierta gracia. En la negativa, un plantel de secundarios que no aporta nada (con Fernando Tejero haciendo otra vez su papel de casi siempre y con Lola Dueñas en modo cansino a la cabeza), un humor poco efectivo y a veces bastante rancio que se mueve sin cesar entre los lugares comunes más gruesos (la homofobia más bestia, el esnobismo más frívolo, la España rural cavernícola...) y una trama totalmente predecible con niños de por medio y padre irresponsable que ya adivinan qué va a terminar haciendo. "Fuera de carta" se ve con cierto agrado, y hay comedias españolas mucho peores, pero su humor, hay que asumirlo, no es bueno, y su indefinición y sus topicazos no dan para más.


domingo, 17 de febrero de 2019

LA LEGO PELÍCULA II de Mike Mitchell y Trisha Gum - 2019 - ("The LEGO Movie II: The Second Part")


El mundo de Emmet, Lucy, Batman y sus amigos está a punto de cambiar para siempre: han llegado unos extraños invasores a la ciudad... Los LEGO DUPLO. Todo lo que conocían está a punto de irse al traste. Y de ellos va a depender, una vez más, salvarlo todo.


"La LEGO Película II" me ha parecido, hasta este momento, la peor de las cuatro películas existentes del Universo Lego en el cine, que llegó a su cumbre con la fantástica aventura en solitario de su desternillante Batman. Esta película, continuación de a primera de todas ellas, tiene los ingredientes de aquella pero con bastante menos gracia. La salva un desenlace con sorpresa, pero poco más. Y no es que se pueda decir que es una película horrible, pero sí que, desde luego, su primera hora es bastante aburrida, su humor ha perdido gracia y su inventiva también. La última media hora cambia las tornas, es cierto: hay un giro de guión muy, pero que muy, muy, muy interesante, y es verdad que no se espera y que ofrece algo verdaderamente novedoso y llegamos, por fin, al tono serio y agridulce de la mejor animación, la que llega a los niños y a los adultos con mensajes serios. Sin embargo, esto no basta para salvar a un cuerpo muy aburrido, muy lineal, con chistes que han perdido mucha brillantez, con personajes que ya no hacen más que repetirse a sí mismos y sus gags esperables y con una trama llena de homenajes divertidos pero poco, poco más. "La LEGO Película II" se salva de la quema, pero no llega a ser como su primera parte y mucho menos como "Batman: La LEGO Película". Incluso "La LEGO Ninjago Película", más flojita que sus dos antecesoras, es bastante mejor que ésta. En fin, una pena.


sábado, 16 de febrero de 2019

GREEN BOOK de Peter Farrelly - 2018 - ("Green Book")


1962. Tony Lip es un rudo y maleducado portero de sala de fiesta de Nueva York que, al verse en un paro momentáneo cuando su local cierra por reformas, acepta el trabajo de chófer de un pianista negro llamado Don Shirley durante los dos meses que durará su gira por el sur de los Estados Unidos. Entre ambos no hay demasiada química los primeros días. Pero, poco a poco, empiezan a comprenderse.


"Green Book" es la primera película en solitario de Peter Farrelly, uno de los dos hermanos Farelly, valga la redundancia, especialistas en comedias habitualmente. Los presentaré en otra ocasión, porque este filme en concreto sólo representa a uno de ellos y es radicalmente diferente de lo que han hecho juntos. "Green Book" es una película de actores: Viggo Mortensen y Mahershala Ali están inmensos, y en dos papeles que serán recordados y que se llevarán premios, seguro. Casi todo el peso descansa en ellos dos, y demuestran tener una química envidiable. De matrículas de honor ambos. Peter Farrelly dirige, no obstante, muy bien una película que puede resultar predecible pero que también tiene algunas sorpresas inesperadas. Basada en un hecho real, narra la historia de dos hombres diferentes que tienen que entenderse en su viaje obligado al sur de los Estados Unidos durante los opresivos años sesenta. Uno es negro, culto, famoso y rico; el otro es blanco pobre, e inculto y bruto. Lo interesante de "Green Book", en especial, pienso que es su capacidad para alejarse de todo maniqueísmo: ninguno de los dos protagonistas es un cartón. Y sus situaciones están tratadas con profundidad: uno puede pertenecer a un grupo discriminado, pero hay muchos tipos de discriminaciones y el otro puede estar marginado por algo de lo que él se escapa.


Peter Farrelly dirige con limpieza, con sencillez y con honestidad. No se pierde en discursos victimistas y retrata a la sociedad de aquel momento con todos sus claroscuros. E importante: no se mete en ñoñerías ni se pasa con el azúcar. Su drama es transparente, su humor es acertado y divertido, y ambos están perfectamente equilibrados. Tampoco recurre a trampas de guión y soluciona la trama sin efectismos. Además, la representación de la época es fantástica y el personaje de la Norteamérica profunda, ese que ya es como parte de nuestra vida, es evocador y apasionante, como en toda "road movie". "Green Book" es una película muy notable, que me ha conseguido convencer y emocionar. La trama, a priori facilona, da vueltas inesperadas y nos hace reflexionar sobre las miles de escalas de grises diferentes que tiene la vida y la Historia.


viernes, 15 de febrero de 2019

ÖTZI, EL HOMBRE DE HIELO de Felix Randau - 2017 - ("Der Mann aus dem Eis")


Época Prehistórica en los Alpes. Kelab es el líder de su pequeño clan y también el guardián de su santuario. Vive con los suyos pacíficamente en su asentamiento en el bosque, junto a un río: cazan lo que necesitan para comer, construyen sus cabañas con la madera de los alrededores y no tienen relaciones problemáticas con las tribus vecinas. Un día como otro cualquiera, Kelab sale a cazar. Y algo horrible ocurre: unos hombres de otro clan atacan al suyo... Empieza una terrible espiral de violencia interminable.


El alemán Félix Randau ha dirigido hasta la fecha dos películas: el drama "The Calling Game" y la comentada cinta sobre la Prehistoria "Ötzi, el hombre de hielo".


En 1991, dos alpinistas alemanes descubrieron en una recóndita zona de los Alpes la momia de un hombre prehistórico que murió asesinado por la espalda en circunstancias extrañas y difíciles de interpretar. Se le ha llamado Ötzi a esta momia, y es una de las más famosas del mundo y ha permitido descubrir muchas cosas sobre esta época tan lejana y de la que sabemos tan poco. Sí se cree a ciencia cierta que Ötzi, que tenía cuarenta y seis años en el momento de su muerte, fue efectivamente asesinado, y posiblemente por venganza, ya que no le robaron nada a su cadáver y tenía objetos muy valiosos en su equipaje. Se trata del primer crimen sin resolver conocido por la humanidad. Félix Randau ha reconstruido este tiempo oscuro basándose en las premisas de su historia, pero, como él mismo asegura, lo que narra en su filme no tiene nada que ver con un documental y es pura ficción. "Ötzi, el hombre de los hielos" es una bellísima fábula sobre la venganza y el perdón, sobre la violencia, sobre la incomprensión. El director retrata, sin diálogos comprensibles (podemos decir casi que el filme es mudo) a unos personajes que viven en el salvajismo diario, en la mugre, en el hambre casi perpetua, en la guerra casi perenne, pero que tienen una dignidad tremenda: no somos tan diferentes de ellos.


El filme navega por toda clase de sentimientos, desde la magnanimidad hasta la ira pura, y nos sitúa en un punto moral perfectamente aplicable a nuestros días. Es sencillo, mininalista y brutal, lírico y extraño, realista hasta lo desolador. Es, también, un filme hermoso: en las relaciones de sus personajes, de toda escala de gris posible (no existe maniqueísmo en la lucha por la supervivencia muchas veces), y en los paisajes naturales que nos regala, absolutamente esplendorosos en toda su hermosura y hostilidad. "Ötzi, el hombre de hielo", está llamada a ser una de las mejores películas sobre la Prehistoria jamás rodadas. Poco a poco, se va a ir haciendo con un lugar de culto en este "género", estoy seguro de ello, género que, la verdad, creo que está en general muy poco explotado.


jueves, 14 de febrero de 2019

MARÍA, REINA DE ESCOCIA de Josie Rourke - 2018 - ("Mary, Queen of Scots")


1561. María Estuardo, heredera del trono de Escocia, ha pasado toda su juventud en Francia, una nación católica en la que ha estado a salvo de conspiraciones y de influencias protestantes, y ahora ha vuelto a su tierra. En la corte de su prima, Isabel I de Inglaterra, la ven como una amenaza: puede reclamar la corona. Pronto, María se ve enfrentada a una guerra civil contra su hermano instigada por los seguidores de Isabel...


Nueva biografía en el cine de María Estuardo, ahora pasada por el filtro del feminismo hegemónico: explora este filme la relación entre la mencionada María y su prima Isabel I, la que supuestamente la ordenó matar, y llega a la conclusión de que ambas eran mujeres muy fuertes en un mundo machista habitualmente gobernado por los hombres (lo cual es cierto; el mundo era machista y ellas eran mujeres que rompieron moldes) y de que la segunda ajustició a la primera por la influencia de los hombres que la rodeaban, los conspiradores de la corte y de las iglesias (lo cual ya parece, según muchos historiadores, que no fue así, pues según he leído en varias fuentes las dos eran mujeres sedientas de poder y de dominación y está bastante probado que conspiraban la una contra la otra). Se retrata también, en especial en el caso de María, cómo supuestamente defendía a los homosexuales y los respetaba, en los años posteriores a 1561. Lo veo poco creíble, pero no soy historiador. Dejando a un lado estas polémicas y el retrato supuestamente oportunista que hace el filme de las dos protagonistas (aunque es rara la película histórica que no lo hace, por otra parte), la cinta de Josie Rourke, que debuta aquí alejada del teatro, en el que se prodiga más, me ha parecido digna en líneas generales.


Las dos actrices protagonistas están soberbias. Las dos. Se comen la pantalla. Conmueven y nos tocan el corazón. Duelen de verdad. Un diez: se nota que la directora viene del mencionado mundo del teatro. La ambientación también es fantástica: oscura, sucia, cutre, con batallas de cuatro gatos y castillos fríos y cavernosos; la época se acercaba seguramente más a todo esto que a las ciudades medievales esplendorosas a las que otras películas nos tienen acostumbrados. Por otra parte, el filme tiene una descompensación: María tiene notablemente más metraje que Isabel. Y los secundarios son flojos: están casi todos desarrollados con unos cuantos trazos y sus apariciones y desapariciones son abruptas. El ritmo se sigue bien, por otra parte, y el filme es largo pero se pasa en un vuelo. "María, reina de Escocia" es una buena película en general. Habría que discutir su veracidad, pero eso pasa con un grandísimo porcentaje del cine histórico de todos los tiempos.


miércoles, 13 de febrero de 2019

THE PRODIGY de Nicholas McCarthy - 2019 - ("The Prodigy")


Sarah y Edward reciben una gran noticia: su hijo Miles, de cinco años, es superdotado y extremadamente inteligente. Por ello, le llevan a una escuela especial: tiene un gran futuro por delante. Sin embargo, Miles empieza a cambiar y a comportarse de forma extraña. Pronto, empiezan a ocurrir hechos siniestros a su alrededor.


El norteamericano Nicholas McCarthy ha dirigido hasta la fecha tres películas de terror: "El pacto", "Home" y la comentada "The Prodigy".


"The Prodigy" me ha parecido una película de terror excelente. Aunque su final sea un despropósito. Pero me ha encantado: me ha acojonado, con palabras claras. Nicholas McCarthy toma un tema manido pero sabe darle una vuelta de tuerca completamente eficiente y sabe conseguir una historia aterradora. Ayudan mucho los actores, en especial el pequeño Jason Robert Scott y una excelente Taylor Schilling como su madre. Él da mucho mal rollo; ella sufre y nos conmueve. Y la ambientación es genial, de penumbra, sobria, gris pero sin abusar, sin efectismos. Y también los recursos que utiliza el director: los planos adecuados, las metáforas justas, los sustos que no están forzados. La caga en el desenlace, es cierto; lo he dicho desde el principio. Y es una verdadera lástima, porque, siendo un desenlace lógico en parte, deja mil cabos sueltos que son de bulto, y la desgana le puede, o las ganas de terminar, qué se yo, y comete un buen montón de errores. Todo ello en pos de entregar una vez más ese epílogo cutre que ya nos sabemos de memoria y que el género lleva explotando y repitiendo desde los años setenta por lo menos. ¡Un poquito de originalidad, señores, y menos contentar a todo el público del terror de cara a la galería! De todas formas, aunque su final sea una verdadera pena, el resto de "The Prodigy" cumple, y de forma muy notable. Me veré las dos películas anteriores de este creador, desde luego.


martes, 12 de febrero de 2019

INDOMABLE de Steven Soderbergh - 2011 - ("Haywire")


Mallory Kane es una antigua marine que se ha convertido en una experta en artes marciales que alquila sus servicios a diferentes gobiernos para misiones secretas. Ahora, en su nuevo trabajo, tiene que liberar a un famoso disidente chino que está secuestrado en Barcelona. Algo inesperado ocurre... Y Mallory se ve de repente perseguida en todas partes.


"Indomable", la segunda película de Steven Soderbergh de 2011, es menos redonda que "Contagio", aunque tiene sus trazas interesantes. El director incombustible sigue experimentando y ahora trata de rodar un thriller de acción totalmente despojado de artificios: golpes limpios, mirada casi de documental, distanciamiento frío; su estilo habitual, aplicado ahora a este género. Y toma como protagonista a Gina Carano, entonces luchadora de artes marciales que estaba empezando a hacer sus pinitos como actriz (hoy ya está asentada en la industria y ha salido en filmes como "Deadpool"). La película, con un reparto de caras conocidas, no está mal, pero su trama se la podía haber currado aunque fuese un poquito Soderbergh, porque la verdad es que uno se la sabe de memoria y es extremadamente predecible. Se agradece el intento de ofrecer un filme diferente, pero, como tantas veces le pasa a este director, su adicción al trabajo le impide redondear algunos de ellos, especialmente cuando, el mismo año, entrega dos. "Indomable" es una película con estilo, que no deja indiferente en su propuesta formal, pero que no ofrece nada en lo que argumento se refiere y que tampoco tiene ni personajes ni diálogos magníficos. Si no fuese de Soderbergh y si no estuviese rodada en su estilo, si no fuese un filme hasta cierto punto experimental, sería uno de estos thrillers de acción cutres de los que cada año salen cientos como churros y lo pondríamos por los suelos. Mejorable y empeorable, y en general digno, desde luego, pero se podría pedir mucho más a esta interesante propuesta dejada a la mitad.


lunes, 11 de febrero de 2019

CONTAGIO de Steven Soderbergh - 2011 - ("Contagion")


De un día para otro, un virus mortal y totalmente desconocido que parece haber traído una chica norteamericana desde Hong Kong empieza a expandirse por el mundo. Las autoridades planetarias comienzan inmediatamente a tratar de averiguarlo todo sobre esta pandemia. También llegan los juegos de intereses y las intrigas: hay quien busca la cura, y hay quien busca lucrarse con la situación o sacar réditos políticos. Mientras, la alarma y las muertes aumentan y aumentan...


El incombustible Steven Soderbergh volvió, en 2011, a estrenar dos películas: ésta "Contagio" e "Indomable", y las dos de géneros y estilos radicalmente diferentes. "Contagio", que se estrenó antes, en septiembre, es una fantástica cinta sobre pandemias que, en el estilo frío y despersonalizado conscientemente del que a veces hace gala el director, proyecta las consecuencias que puede tener para el planeta la llegada de una nueva enfermedad a nivel global, destructiva, desconocida y de consecuencias caóticas. Con un reparto absolutamente fantástico, en estado de gracia, de muchas caras conocidas, Sodebergh recorre todos los estrados de la reacción ante este hecho inesperado: el altruista y filantrópico, el que busca sólo el beneficio, el alarmista, el triste, el sacrificado. Se denuncian los tejemanjes de las grandes compañías y de los políticos, los esperables movimientos estratégicos norteamericanos, el efecto en la gente pobre, los réditos económicos y políticos que trae todo esto. La mirada distanciada y fría consigue casi un documental, y aunque a Soderbergh se le ha acusado, no sin razón, de no posicionarse claramente, sí que es cierto que expone todos los puntos de vista y los desarrolla a todos sin excepción. "Contagio" es una denuncia que no es nada cómoda, que pone al espectador ante las mil caras de todos los tonos de grises que se dan en toda situación de alarma. Muy notable obra de un director ecléctico y siempre experimentador.