Porco Rosso

Porco Rosso

domingo, 26 de mayo de 2019

AGNOSIA de Eugenio Mira - 2010 - ("Agnosia")


Finales del siglo XIX. Barcelona. La joven Joana Prats, hija de un rico industrial de la ciudad, sufre de agnosia, una extraña enfermedad que le impide procesar bien los estímulos y que la obliga a permanecer mucho tiempo encerrada en su casa. Dos hombres muy diferentes la prometen: Carles, el mano derecha de su padre, y Vicent, uno de los criados de la familia. Los motivos de ambos son, sin embargo, muy diferentes...


De Eugenio Mira, joven director y promesa del cine español, me falla solamente su segunda película, la que hoy comento: "Agnosia". "The Birthday" era una rara avis muy sorprendente y "Gran Piano" me gustó. Pero esta producción de 2010 me parece que, sencillamente, no hay por donde cogerla. Dos cosas destacan: la propuesta inicial, que no se concreta en algo digno por desgracia, y la ambientación, de la Barcelona de finales del siglo XIX, que es, ésta sí, del todo impecable. La propuesta inicial es sugestiva, perversa incluso, inspirada por el terror clásico de autores como Edgar Allan Poe (la de "The Birthday" lo estuvo en H.P. Lovecraft), pero el relato se le va a Mira de las manos totalmente al ser incapaz de concretar si estamos ante un thriller, ante un filme romántico, o ante ambas cosas. El equilibrio entre dichos géneros no existe en ningún momento: se pasa de uno a otro bruscamente y las formas de uno se balancean y viceversa. Esto deja de interesar pronto al espectador, que se duerme en un vaivén descolocado entre escenas de amor y escenas de suspense.
Los personajes tampoco ayudan. Son muy flojos y, aunque prometen (y yo sí creo que los actores del filme están bien, contrariamente a otras críticas), terminan siendo excesivamente planos y deslabazados, con motivaciones mal cerradas. La enfermedad extraña que tiene la protagonista creo que tampoco es coherente: está desarrollada a trompicones. Es una lástima que "Agnosia", una película claramente diferente en el panorama del cine español, no haya sabido estar a la altura de su propuesta y de su exquisita ambientación. Una pena.


viernes, 24 de mayo de 2019

DETECTIVE PIKACHU de Rob Letterman - 2019 - ("Pokemon Detective Pikachu")


Tim Goodman tiene veintiún años y es un chico extraño: no tiene ningún pokemon a su lado y, siendo inteligente, ha decidido quedarse en su pequeño pueblo trabajando en un oficio aburrido. Un día, recibe una terrible noticia: su padre, el detective Harry Goodman, que vive en la gran ciudad, ha sido misteriosamente asesinado. Tim viaja hasta su oficina para tratar de averiguar qué ha ocurrido... Y conoce a alguien especial.


No soy fan de la saga de "Pokemon". Nunca lo he sido: nunca me ha llamado la atención y reconozco que incluso la he considerado un poco tonta en sus planteamientos. Para gustos, colores. Sin embargo, tengo que decir que "Detective Pikachu" no es una mala película. Se puede ver sin necesidad de haber visto previamente nada de la franquicia y es prácticamente un nuevo punto de partida en el que ponen al mencionado Pikachu a resolver misterios y a hacer homenajes al cine negro clásico, al de los sombreros y las chisteras detectivescos. La cinta no es ninguna maravilla, pero tampoco es horrorosa, y tiene algunos gags y chistes que aportan su toque adulto y su chispa de humor inteligente o hasta negro. Los personajes resultan divertidos y, aunque son también muy planos, cumplen su función en la total falta de pretensiones del conjunto. Sí hay que decir que pierde bastante el ritmo en toda su parte central, que llega a ser un batiburrillo de acción y combates bastante aburrido. Se recupera llegando al desenlace y, sobre todo, lo mejor de "Detective Pikachu" es su inicio, que sabe tomar unos códigos y unos lugares comunes de un género para reinterpretarlos con una mínima gracia. Creo, y siempre lo digo, que cuando una película de una saga que no te interesa nada logra por lo menos captar tu atención, es que esa película no es tan mala, por lo menos. Recomendable para una sesión con niños en la que los adultos no se aburrirán demasiado.


miércoles, 22 de mayo de 2019

LOS HERMANOS SISTERS de Jacques Audiard - 2018 - ("The Sisters Brothers")


1850. Los hermanos Charlie y Eli Sisters viajan sin cesar trabajando como cazarrecompensas. Son dos grandes expertos en su labor y su vida diaria es brutal y sangrienta. En su nueva misión, un influyente comodoro les contrata para que maten a Hermann Kermit Warm, un joven buscador de oro que se dirige de Oregón a California. Los dos salen tras él. Pero en el camino, algo va a ocurrir que no esperaban...


El francés Jacques Audiard es uno de los directores de su país más importantes de los últimos tiempos. Suele rodar dramas pero ha tocado otros géneros. Tal vez no sea ideal empezar su filmografía comentado "Los hermanos Sisters", pero me ha parecido tan genial que lo voy a hacer. Su obra se compone de los dramas "Mira a los hombres caer", "Un hombre muy discreto", "Lee mis labios" y "De latir, mi corazón se ha parado", del thriller "Un profeta", del drama romántico "De óxido y hueso", del drama sobre la inmigración "Dheepan" y de la comentada película de género western.


"Los hermanos Sisters" es un western fantástico. Crepuscular pero delicado, violento pero emotivo, dramático pero con toques cómicos. Basado en la novela homónima de Patrick Dewitt, narra la historia de dos hermanos que se dedican a ser cazarecompensas y que se topan con una serie de personas que de una forma u otra operan cambios en sus vidas. Aunque está algo deslavazado en lo que a su subtrama se refiere (la protagonizada por Jake Gyllenhaal y por Riz Ahmed, desplegada y cerrada con irregularidad y con lagunas), la historia, a pesar de ser larga, se sigue gracias a un ritmo bien medido que no escatima en escenas más mínimas y líricas y a una buena combinación de ingredientes como los arriba mencionados. Con "Los hermanos Sisters" te vas a reír, y también vas a pasarlo mal, y vas a sentirte identificado con los personajes pero también a sentir repugnancia por las cosas que hacen (producto de su época). John C. Reilly y Joaquin Phoenix están inmensos. Inmensos. Absolutamente soberbios y geniales, inolvidables. Y Jacques Audiard les lleva por un periplo ambientalmente riquísimo, poético, fabulosamente retratado. Acción, drama, amistad, brutalidad: todo está combinado a la perfección en "Los hermanos Sisters", un western absolutamente recomendable.


lunes, 20 de mayo de 2019

HELLBOY de Neil Marshall - 2019 - ("Hellboy")


Hellboy es un poderoso demonio que, criado por los humanos, trabaja para la Agencia para la Investigación y Defensa Paranormal luchando contra el mal y contra las criaturas de la oscuridad que amenazan al planeta. Ahora, junto a su padre adoptivo y sus compañeros, se va a tener que enfrentar al peor peligro que han conocido: la malvada bruja Nimué, "La Reina de la Sangre", quiere volver a la vida para completar el plan que no pudo llevar a cabo siglos atrás... Sumir al mundo en las tinieblas. 


Tras haber visto este remake de "Hellboy", me pregunto, consternado, lo siguiente: ¿Y para esto han dejado de continuar la saga de Guillermo del Toro? Porque, de verdad, juro que es una de las peores aberraciones que he visto no sólo en lo que va de año, sino en mucho, mucho tiempo. No me imaginaba que esta película de Neil Marshall iba a ser tan mala. En serio. Tan, tan, tan, tan, tan, tan, tan mala. Mala con dolor, con avaricia. La trama es una basura. Así, con todas las letras. Una mierda pinchada en un palo. Los buenos con los buenos, los malos con los malos, y fin. Los diálogos, repugnantes. El humor, de vergüenza ajena. Unos gags lastimosos, unos chistes patéticos, unos chascarrillos lamentables. Y una historia donde todo pasa porque sí, donde cada giro de guión es gratuito y cutre, donde el final es precipitado, donde las escenas de relleno y las subtramas no sirven para absolutamente nada, donde los personajes mueren por la cara. Los personajes, por cierto, son horrorosos (y faltan muchos básicos de la franquicia). Pésimamente desarrollados (el que tiene desarrollo), sin gracia, sin carisma, tontos. Ni siquiera la ambientación, que pretende ser más cruda y feísta, dice nada. Ni siquiera, la violencia, supuestamente doblada aquí. Las dos películas de Guillermo del Toro podrían no ser perfectas, pero son obras maestras al lado de esta espantosa infamia. En serio: qué bazofia. No vean este mojón por nada del mundo. ¡Quiero que vuelva Ron Perlman!


domingo, 19 de mayo de 2019

DESTINO DE CABALLERO de Brian Helgeland - 2001 - ("A Knight's Tale")


Inglaterra. Siglo XIV. Al morir su maestro, el caballero al que él sirve de escudero, William Tatcher decide sustituirle en secreto y participar en el gran torneo de justas, a pesar de que es de origen plebeyo. Pero William es un gran combatiente: uno de los mejores, y ha recibido un completo entrenamiento. Pronto, comienza a ascender y a llamar la atención entre el pueblo y entre los nobles. Pronto, también, se gana enemigos... Y se enamora.


Brian Helgeland es un director norteamericano sin mucha personalidad destacable pero que ha dirigido algunas películas entretenidas. Ha dirigido el remake de "Payback" y su secuela, "Payback: Straight Up", la comentada "Destino de caballero", la película de terror "Devorador de pecados", el drama deportivo "42" y el thriller "Legend".


Ahora que parece que Robert Pattison puede ser el nuevo Batman, no está de mal recordar que Heath Ledger era también, antes de interpretar al Joker en la magistral "El caballero oscuro", el típico "guapito" de Hollywood que hacía "películas de guapitos". "Destino de caballero", una cinta completamente del "estilo Disney", no es una gran película: ni siquiera llega a ser buena del todo. Sin embargo, tenía una cosa curiosa que en su día la diferenció de otras: se trataba de una aventura medieval al ritmo de rock n'roll donde sonaba Queen en las justas (bueno es recordarlo también ahora que el grupo de Freddie Mercury está en lo más alto de nuevo). Heath Ledger hace el papel de un campesino que quiere llegar a ser caballero y Shannyn Sossamon es una princesa de manual y su objetivo amoroso, y luego está Rufus Sewell que es el malo malísimo de la función y algún secundario cómico por ahí. Es todo predecible y un vehículo más de la ideología del triunfo americana de siempre, pero sí que es cierto también que algunos pasajes, con sus simpáticos anacronismos, producen simpatía, valga la redundancia, y resultan entrañables. La película, aparte de esto, tampoco da gato por liebre: es lo que es, y tiene cero pretensiones. La ambientación cumple y las escenas de acción también, la verdad, y los elementos románticos no llegan a ser cansinos. Tuvo éxito en su momento y sirvió para seguir aupando a Ledger hacia el estrellato. 


sábado, 18 de mayo de 2019

BUÑUEL EN EL LABERINTO DE LAS TORTUGAS de Salvador Simó Busom - 2019 - ("Buñuel en el laberinto de las tortugas")


1931. Luis Buñuel vive en París y, tras los escándalos de "Un perro andaluz" y "La edad de oro", encuentra serios problemas para financiar su próxima película: le cierran la puerta en todos los estudios. Un día, recibe una llamada de Huesca: es su amigo Ramón Acín, que le da una gran noticia... Le ha tocado la lotería y, como le prometió que si esto ocurría le pagaría su siguiente producción, va a cumplir con lo pactado. Buñuel vuelve a España y viaja con él a la región extremeña de Las Hurdes, la más pobre y miserable de todo el país, para rodar un documental en el que mostrará cómo malviven sus habitantes.


Basada en el cómic de Fermín Solís del mismo nombre, "Buñuel en el laberinto de las tortugas" es otra película que demuestra que la animación española lleva un tiempo despegando con potencia y que es capaz de entregar películas fantásticas e interesantes. La historia de este espléndido filme, animado en un estilo "naif" pero tremendamente expresivo, narra cómo Luis Buñuel rodó, en 1932, su gran y escandaloso documental "Las Hurdes. Tierra sin pan", en compañía de su amigo Ramón Acín, artista anarquista también famoso en su día que le prometió pagarle, si le tocaba la lotería, su película al director de "Un perro andaluz". Y la cosa es que le tocó la lotería (sí, increíble pero cierto). Con ritmo, con diálogos magníficos, con una ambientación espléndida, "Buñuel en el laberinto de las tortugas" retrata una época convulsa apoyándose también en las metáforas y en los símbolos, ya que, tratándose de la vida de Luis Buñuel, ¿qué mejor forma de dibujar sus pensamientos que a través de escenas surrealistas que representen el fluir de su mente?


La película combina además muy bien el humor con el drama, y no escatima tampoco en mostrar las incoherencias del propio protagonista, que quería retratar lo peor del mundo tal y como era para poder cambiarlo pero luego no escatimaba, valga la redundancia, en hacer brutalidades como torturar y asesinar a animales para que su obra quedase exactamente como él quería: en concreto, lo hizo, que se sepa, con una gallina, una cabra y un burro. El filme, emotivo e ilustrativo, hace también un homenaje al mencionado Acín, fusilado por las tropas franquistas durante la Guerra Civil por su ideología política. Película hermosa y necesaria, maravillosamente animada. Está en los cines ahora y es muy, muy recomendable.


viernes, 17 de mayo de 2019

EL MONSTRUO de Bryan Bertino - 2016 - ("The Monster")


Kathy y su hija Lizzi están pasando por una mala época desde que la primera se separó de su padre. Kathy es una mujer alcohólica y con problemas constantes; no para de beber para enfrentarse a su caótica vida y eso hace que la convivencia en casa sea insoportable. Una noche de lluvia, las dos viajan hacia la casa del padre de Lizzi, con quien ella quiere vivir permanentemente y con quien le toca ahora el turno de custodia. No paran de discutir hasta que el coche se rompe justo en medio de una carretera que atraviesa un bosque. Algo mora en el lugar...


Después del desastre infame de "Moockingbird", Bryan Bertino sigue sin dar ni una con su tercera y hasta ahora última película: "El monstruo". Vuelve al terror, su género, ahora con una historia de madre e hija que se llevan mal y que terminan atrapadas en medio de una carretera que cruza un bosque en plena noche. Y hay un monstruo que ronda por ahí. Todo está mal en este desastre. La relación entre ambas no presenta ninguna hondura, y encima la cosa es pretenciosa porque el monstruo de marras trata de ser una metáfora de todo esto con éxito nulo. Lo que ambas hacen para luchar con él también es de traca: no he visto una trama de supervivencia más estúpida en mucho tiempo. La bestia tiene unos puntos débiles bien marcados y la madre y la hija se dedican a hacer el tonto y a ponerse en peligro y en evidencia una vez tras otra cuando la solución a su problema está en su maldita cara. De los secundarios, mejor ni hablamos: todos imbéciles. Personal de salvamento y de la policía absolutamente inútil: meten pifias absurdas e indignantes porque el director necesita carne de cañón para morir cutremente porque si no la película, con dos protagonistas solo, pues se acaba. "El monstruo" es una barrabasada mala de narices, pero mala, mala, mala. No pierdan el tiempo con esta tontería. Bryan Bertino empezó medio bien, pero sólo empezó, porque a partir de su segunda realización ya no dio pie con bola.


jueves, 16 de mayo de 2019

VIUDAS de Steve McQueen - 2019 - ("Widows")


Verónica, Alice, Linda y Belle se quedan viudas a la vez. Sus maridos, atracadores, son sorprendidos en uno de sus peligrosos trabajos y tiroteados mientras trataban de escapar. Destrozadas, van a tener, sin embargo, que unir sus fuerzas: han heredado las deudas de sus parejas y los brutales criminales para los que ellos trabajaban se las exigen. Pero ellas les van a plantar cara con un nuevo plan.


"Viudas", la cuarta película de Steve McQueen y adaptación para la gran pantalla de la serie de 1983 "Las viudas", es, pienso, la más floja de todas las suyas. No porque sea una mala película, que no lo es, pero sí es la más impersonal que el director ha rodado hasta la fecha. Con un punto de partida interesante de empoderamiento feminista, tiene muchas escenas muy destacadas, un tempo muy bien tomado y un estilo muy elegante y crudo. También quiere tocar muchos palos, sobre todo políticos y sociales: el machismo, el racismo, la violencia, la pobreza, la corrupción, las brechas sociales (expuestas en un plano absolutamente genial de un coche que pasa de un barrio rico a otro pobre en pocos minutos). Algunos los redondea bien: otros se quedan en meras anécdotas, lo cual empobrece al filme. Sin embargo, el plantel de actrices protagonistas está genial: todas ellas. También tiene escenas excelentes de tensión y de brutalidad: puro buen hacer. Por contra, es también demasiado larga para lo que cuenta, y deja igualmente, al terminar, bastantes flecos y cabos sueltos que se quedan en el aire. "Viudas" es muy ambiciosa, como las tres películas anteriores de McQueen, pero se va por los cerros de Úbeda y se lía bastante en muchas subtramas que no están bien cerradas y que hasta aportan poco. Es una buena película, a pesar de todo, pero claramente menor en una filmografía en la que están "12 años de esclavitud" o la maravillosa "Shame".


miércoles, 15 de mayo de 2019

THE NEON DEMON de Nicolas Winding Refn - 2016 - ("The Neon Demon")


Jesse es una chica joven y guapa que llega a Los Angeles con un objetivo: triunfar en el mundo de la moda. Allí, debido a su belleza y delgadez, es contratada como modelo y asciende pronto en su pirámide. Rápidamente, modistos, fotógrafos y empresarios se quedan prendados de ella y le ofrecen los mejores trabajos. Esto, por desgracia, desata una terrible ola de envidia a su alrededor.


"The Neon Demon", la última película hasta la fecha de Nicolas Winding Refn, me estaba encantado. Lo juro. Me estaba encantado, y de verdad. Creo que el director danés estaba destapando sus mejores esencias en una trama desoladora, cruel y hasta sádica sobre el mundo de la moda. Por desgracia, al final, la cagó. Y metió la pata hasta el fondo. ¿Por qué? Por ser guay. O por no saber terminar su película, qué se yo. El caso es que con "The Neon Demon" me llevo una de las más grandes decepciones de la carrera de este creador, que en general me suele gustar bastante también, lo cual he de mencionar aquí (sólo hay que leer todas mis críticas anteriores del resto de su filmografía). Elle Fanning está soberbia. Soberbia. Sin paliativos. Y la primera hora y pico de la película ídem. Es un destripe despiadado a la industria de la moda que he visto en pocos, muy pocos directores. Es demencial. Locura, frustraciones, competencia desleal y encarnizada, puñaladas por la espalda, hipocresía, seres humanos de usar y tirar en una espiral de fama efímera que "jubila" a las personas antes de los veinticinco años sacrificándolas a una de las industrias más crueles e injustas que existen, industria que además es vista, para colmo, con glamour.


Genial todo hasta aquí. Los diálogos, las actuaciones, el ambiente frío, los personajes, las actuaciones de los secundarios y las secundarias. Estaba ante una película magistral. Estaba ante una de esas que iba a crear época, de verdad. Y luego, Winding Refn tuvo que ponerse, de repente, a lo David Lynch cuando no venía a cuento y tirarlo todo por la borda. Para gustos, los colores, pero creo que el desenlace de "The Neon Demon", con todo su cambio de tono y estilo gratuito, es una pifia de las gordas. No porque sea realmente así, sino porque como he dicho no viene a cuento y, encima, se carga una película que iba para obra maestra y que termina por desgracia siendo otra muy diferente y muy irregular. Una auténtica pena.


martes, 14 de mayo de 2019

EL FOTÓGRAFO DE MAUTHAUSEN de Mar Targarona - 2018 - ("El fotógrafo de Mauthausen")


1941. Francesc Boix es un militante comunista español que, exiliado en Francia tras la victoria de Franco, es apresado por las tropas de los nazis por colaborar con la Resistencia. Internado en el campo de concentración austriaco de Mauthausen, Francesc, experto fotógrafo, sobrevive como un privilegiado gracias a sus habilidades con la cámara. Sin embargo, él tiene un plan... Sacar de allí en secreto unos negativos en los que aparecen retratadas las atrocidades que se cometen en el lugar.


Mar Targarona ha dirigido hasta la fecha tres películas: la comedia negra "Muere, mi vida", y, más tardíamente, el thriller "Secuestro" y la comentada "El fotógrafo de Mauthausen". También es autora de la miniserie "Ojo por ojo".


Ha sido bastante criticada "El fotógrafo de Mauthausen", y creo que, sin ser perfecta, trata de aportar algo diferente al cine sobre el nazismo. Personalmente, no conocía la historia de Francesc Boix, el fotógrafo del filme, y su labor para mostrar al mundo los horrores de los campos de concentración alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Creo que la trama, si bien carece de sorpresas en su mayor parte (ciertamente lo hemos visto ya todo sobre este asunto), se mueve con dignidad e interés esenciales. Los actores, si bien también tengo que reconocer que los personajes que interpretan no son maravillas de la profundidad, pienso que están bastante acertados. Mario Casas, que desde hace tiempo está tratando de salir de las comedietas que tanto le han criticado, da la talla. No entiendo la manía que se le tiene: no hace una mala interpretación, opino. Y la ambientación cumple: no veo la cutrez que le han endosado; el campo de concentración, su aura gris y deprimente, sucia, está conseguida. "El fotógrafo de Mauthausen" puede que sea una superproducción con tema fácil de vender, pero también es algo medianamente novedoso dentro de lo que es el cine español y, en su género (porque el campo de concentración ya lo es en todos los aspectos), aporta una historia que, siendo tan importante en la denuncia y condena posterior de los crímenes de los nazis, es bastante poco conocida.