Porco Rosso

Porco Rosso

lunes, 20 de febrero de 2017

TRIPLE X de Rob Cohen - 2002 - ("xXx")


Xander Cage es un delincuente rebelde fanático de los deportes extremos que, tras ser atrapado destrozando el coche de un senador, es puesto ante dos opciones: trabajar para los Estados Unidos o cumplir una condena de prisión. Xander elige la primera... Está a punto de nacer uno de los mejores agentes secretos de los USA.


"Triple X" fue, junto con "The Fast and The Furious", la saga que empezó a principios de la pasada década con la moda de las películas "poligoneras". Poligoneras, merdellonas, canis, nengs, bakalas, bajunas, burracas, farloperas... En cada lugar le llaman de una forma, pero creo que se entiende bien el concepto. Los protagonistas son cool-cutres, están en una forma física impecable o directamente inflada, desbordan testosterona, son fanfarrones, sueltan frases lapidarias con metralletas, se tiran a todas dos patas buenorras que pillan con una facilidad pasmosa y tienen coches de lujo, armas molonas e imposibles, dinero a espuertas, toda clase de gadgets para chulear y van a macrofiestas donde la música es infame y los cuerpos se exhiben bañados en alcohol. Curiosamente, Vin Diesel fue la estrella de ambas y Rob Cohen el director de sus dos primeras entregas. "Triple X" es una actualización del cine de acción básico ajustada a estos parámetros. Como película no vale un duro, mucho menos incluso que "The Fast and The Furious" (la primera de ellas se podía ver con cierto agrado y alguna posterior es por lo menos entretenida). El argumento es una parida lineal, predecible y tontorrona, su mensaje es para colmo una apología encubierta del cumplir órdenes sin usar mucho el cerebro, los personajes planos y chuletas y hasta irritantes, los villanos muy malos, los diálogos un catálogo de fantarronadas insufrible y, eso sí, los efectos especiales son muy buenos. Lo único que tiene que ofrecer esto, realmente. Para quien sea fan del cine de acción "Triple X" puede resultar distraída o tener cierta gracia en algunos de sus segmentos más tópicos. Para el resto, el interés es completamente cero. Fue como he dicho un éxito y generó una segunda parte igual de mala y hasta peor y una tercera que acaba de estrenarse de forma tardía que es otro despropósito infame. Y nada más por hoy.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada