Porco Rosso

Porco Rosso

viernes, 20 de enero de 2017

CONTRATIEMPO de Oriol Paulo - 2016 - ("Contratiempo")


Adrián Doria, un joven y rico empresario que ha triunfado en la vida, recibe en su casa a Virginia Goodman, una abogada de extremado prestigio que nunca ha perdido un caso. Adrián está acusado de haber asesinado a su amante en un hotel, cosa que él niega rotundamente. Adrián y Virginia comienzan a construir la defensa. Y comienza a salir la verdad a la luz.


"Contratiempo", la segunda película de Oriol Paulo no decepciona, al igual que tampoco decepcionaba la primera, "El cuerpo", un thriller que fue una sorpresa en un mercado español todavía bastante anquilosado en 2012, cuando no habían surgido las buenas películas que desde entonces están surgiendo a su vera y a la de producciones como la del mismo año "Grupo 7", especialmente en el campo del mencionado thriller ("La isla mínima", "Tarde para la ira", "Que Dios nos perdone"...). Parten ambas de una base bastante similar, de un diálogo entre dos personas: aquí un hombre sospechoso de un brutal asesinato contesta presuntas de una mujer; en este caso, de la abogada que va a defenderle en los tribunales. A partir de este momento se suceden una serie de verdades y mentiras que el espectador habrá de ordenar. El montaje es ágil y la información está dosificada con suspense en todo momento, y los giros de guión son más que notables y el desenlace del filme es sorprendente en su justa medida y sabe extraer un buen sabor de boca del espectador. El cuerpo de la obra también es muy destacado: como toda buena película de corte negro, su trama sirve para realizar un retrato agudo de la sociedad actual. "Contratiempo" habla de maldad y de bondad, de hacer o no lo correcto, pero en última instancia lo hace de clasismo, de hipocresía social, de corrupción en un mundo dedicado al postureo y al pisoteo de los demás en las sombras. La ambientación es solvente, fría y oscura, apagada y sobria, y las escenas de tensión están magníficamente tratadas. Los actores y las actrices hacen papeles excelentes, como siempre tratándose de quiénes son. En especial creo que Ana Wagener está fantástica, y mantiene un duelo interpretativo con garra con Mario Casas, que siempre es muy criticado y acusado de falta de registro pero que creo que actúa bien y que está intentando desde hace ya tiempo romper su encasillamento con papeles de enjundia. José Coronado es otro que como siempre lo clava. "Contratiempo", de la que no quiero decir mucho más, merece la pena. El en otros tiempos flojo thriller español sigue adquiriendo valor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada