Porco Rosso

Porco Rosso

jueves, 19 de enero de 2017

KON-TIKI de Joachim Ronning y Espen Sandberg - 2012 - ("Kon-Tiki")


1947. El explorador noruego Thor Heyerdahl tiene un sueño: alcanzar la Polinesia desde Perú en una balsa de madera para demostrar que los ancestros de los habitantes de estas islas llegaron desde el este. Cuando por fin reúne los medios y el equipo necesario para llevar a cabo su plan, se lanza a la aventura. Ante él y sus compañeros se extiende la inmensidad del mar, llena de peligros, y un reto incierto...


Joachim Ronning y Espen Sandberg son dos directores noruegos que trabajan habitualmente juntos y que son dos de los propietarios de la Motion Blur, una de las productoras de cine más grandes e importantes de su país. Han dirigido hasta la fecha la comedia de acción "Bandidas", el drama bélico "Max Manus" y la comentada "Kon-Tiki".


En Noruega también se hacen superproducciones, y una de las más destacadas de los últimos años es esta "Kon-Tiki", basada en la famosa expedición del mismo nombre que demostró en 1947, al mando del famoso explorador también noruego Thor Heyerdahl, que inmigrantes originarios de las culturas de los Andes habían llegado a la Polinesia desde el este y la habían poblado. Nos encontramos ante un filme espléndidamente rodado que, a pesar de ser una clásica biografía de superación con sus esperables ingredientes y su habitual desarrollo lineal con mensaje clásico, sabe enganchar al espectador. Esto se debe a que la historia que reproduce está muy bien narrada, a que la ambientación está muy conseguida y, sobre todo, a que los dos directores manejan perfectamente la tensión que se da en la embarcación que cruza el Océano Pacífico y el miedo que el ancho y profundo mar, uno de los medios más desconocidos entonces y todavía para los seres humanos, suscita. Los tripulantes del Kon-Tiki están indefensos ante un interminable desierto de agua plagado de peligros como tormentas, olas gigantescas, arrecifes y animales extremadamente peligrosos como los tiburones y la sensación de descontrol e indefensión es casi total. Y además han de bregar con la convivencia diaria en un espacio muy reducido y con las luchas de egos y las paranoias que se dan en semejantes ambientes de presión. Joachin Ronning y Espen Sandberg manejan a la perfección el ritmo en de los acontecimientos consiguiendo que la acción en un espacio como he dicho reducido sea constante e interesante. Se alejan además de efectismos y no introducen elementos extra o aventuras inventadas para lucir efectos especiales que puedan resultar absurdas: cuentan lo que ocurrió según narraron los propios protagonistas de la expedición sin irse por las ramas. El trabajo lo termina un reparto muy notable que sabe entrar en su papel. "Kon-Tiki" tal vez sea una película que no muestre nada nuevo y que incluso, dado que se basa en un hecho histórico, sea muy predecible. Sin embargo, en todo momento destaca por su buen hacer.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada