Porco Rosso

Porco Rosso

miércoles, 16 de noviembre de 2016

GREEN ROOM de Jeremy Saulnier - 2015 - ("Green Room")


Pat, Sam, Reece y Tiger tienen una banda de punk llamada Ain't Rights. Viajan por los USA dando los conciertos que pueden y en los lugares que pueden. Un día, les contratan para dar uno en un bar de mala muerte de carretera de un pueblo de Oregón. Este antro tiene una particularidad: es frecuentado por neonazis. Algo terrible e inesperado ocurre en el concierto... Algo que pone a los cuatro amigos contra las cuerdas.


El norteamericano Jeremy Saulnier ha dirigido hasta ahora tres películas: la comedia de terror "Murder Party" y los filmes negros "Blue Ruin" y "Green Room".


"Green Room" es una de esas películas que terminan dando bastante lástima porque empiezan de una forma bastante interesante y acaban siendo un completo pestiño. Un grupo musical de punk de medio pelo va a tocar a un antro donde suelen reunirse neonazis y acaban metidos en un lío de aupa con muertes de por medio. Interesante comienzo, además de interesante ambiente (el lugar da verdadero mal rollo y resulta deprimente en toda su mugre de la Norteamérica profunda) e interesantes personajes (jóvenes esnobs que quieren hacer una carrera musical y que no saben donde tienen la cara y un villano interpretado por Patrick Stewart bastante prometedor). Sin embargo, todo se tira por la borda con una trama que es directamente absurda. Los jóvenes de marras se quedan encerrados en el local y los neonazis los acosan. Y los neonazis son tontos, muy tontos, y hacen cosas chorras, muy chorras, que no revelo (pero que en cualquier plan de asedio que se precie suspenderían de forma fulminante). Los buenos tampoco son un dechado de estrategia, pero como son los buenos pues tienen que salir bien parados por la cara. Y hay carreras sin sentido, y gore con calzador, y muchos tipos que hacen gilipolleces, y muertes estúpidas (pero estúpidas de verdad) que no interesan a nadie (porque los personajes de repente se vuelven totalmente planos y dejan de desarrollarse para ya solamente berrear) y gente que sobrevive corriendo con un brazo cortado por varias de sus partes así, por la cara. Llega la ridiculez y llega el sopor, y tenemos un desenlace con pretensiones que intenta ser una suerte de estudio sobre la violencia y la sociedad actual y que es un timo de los baratos. Una pena "Green Room". Empezaba bien, pero se fue al carajo con una rapidez increíble.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada