Porco Rosso

Porco Rosso

lunes, 11 de julio de 2016

OFFSIDE. FUERA DE JUEGO de Jafar Panahi - 2005 - ("Offside")


En el estadio de fútbol de Teherán juegan un partido muy importante Irán y Baréin. Los amantes del deporte rey de la ciudad acuden con camisetas y banderas al lugar para animar a la selección nacional y cunde por todas partes un ambiente festivo en el que se canta y se loa al equipo. Todos los iraníes no pueden, sin embargo, disfrutar de esto: las mujeres tienen terminantemente prohibido el acudir al estadio y el mezclarse con los hombres y, muchas chicas jóvenes que adoran el fútbol, se disfrazan de chicos y tratan de colarse en el lugar entre grandes nervios y frustraciones. A varias de ellas la policía las atrapa y son recluidas para ser llevadas a la oficina de Antivicio. Estas chicas les reclaman a sus vigilantes que les dejen ver el partido y comienzan los problemas...


Hoy. al ver en los medios cómo en las calles de todo Portugal se celebraba ayer el triunfo futbolístico de su equipo en la Eurocopa, me ha venido a la mente precisamente esta película tan maravillosa que es "Offside", subtitulada en España "Fuera de juego". Hay países en los que no todos sus ciudadanos pueden asistir siquiera a un simple partido de fútbol. En Irán, la tierra de este gran cineasta que es Jafar Panahi, las mujeres no pueder compartir estadio con los hombres. El profundo fanatismo machista e intransigente de esta nación es el culpable, el fanatismo que denuncia el director en su quinta película larga. "Offside", con protagonista colectivo como la genial "El círculo", vuelve a denunciar lo mismo que ésta: el machismo brutal y terrible que reina en el país iraní, en donde las jóvenes amantes del fútbol han de disfrazarse de chicos para intentar entrar al estadio en secreto a disfrutar de un simple partido de fútbol. Una vez más, la historia que narra el director va saltando de un personaje a otro para retratar esta injusta e indignante realidad, que, sin embargo, está aquí abierta al optimismo. El fútbol, llamado tantas veces "nuevo opio del pueblo", es cierto que puede llegar a idiotizar (todos hemos visto, en muchos países, como la gente sale a la calle a protestar, a destrozar el mobiliario urbano o a darse de palos porque su equipo ha perdido y luego es incapaz de ir a una manifestación para reclamar sus derechos), pero también es capaz de crear una fraternidad donde no la había y de unir a personas aparentemente muy diferentes. Jafar Panahi no se corta un pelo (nunca lo ha hecho) a la hora de denunciar el mencionado machismo: las más jóvenes son las mujeres que se rebelan contra su situación (las mayores son incluso agentes represores guardianes de la tradición más rancia), y viven totalmente desamparadas a merced de reglas sociales que las marginan y las condenan a depender de los hombres en todos los aspectos. Hay algo que parece estar cambiando sin embargo en Irán, desde luego: cada vez hay más chicas jóvenes que tratan de romper con los convencionalismos.


Hay una diferencia grande en esta película que habla del Irán del año 2005 con respecto a las primeras del director: mientras las mujeres de "El círculo" sufrían con más resignación su destino, las chicas jóvenes de "Offside" le contestan a los militares o a los demás hombres, se saltan las normas, les leen la cartilla a los que las marginan, fuman cigarrillos y hasta se quitan los pañuelos que les obligan a llevar sobre sus cabezas. "Offside" es una denuncia frontal más de Panahi al mundo en el que le ha tocado vivir y, sin embargo, como he dicho, es mucho más optimista que sus otros filmes, que la mencionada "El círculo" y por supuesto que la fatalista "Sangre y oro". El fútbol une a las personas y las pone al mismo nivel. Las chicas arrestadas por los militares confraternizan con ellos e incluso estos militares son humanizados: no dejan de ser, la gran mayoría de ellos, soldados rasos obligados a "hacer la mili" o a cumplir órdenes sin pensar para poder salir de ambientes empobrecidos y sin oportunidades. La cámara de Panahi es la de siempre: el rasgo de documental está presente en un estilo profundamente realista que recorre las calles del Teherán de nuestros días con un ojo crítico. "Offside" es otra maravilla de la denuncia social de este grandísimo director y un canto a los derechos de la mujer como pocos hay. Imprescindible.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada