Porco Rosso

Porco Rosso

jueves, 9 de junio de 2016

LUCES AL ATARDECER de Aki Kaurismaki - 2006 - ("Laitakaupungin valot")


Koistinen es un guardia de seguridad nocturno de Helsinki que lleva una vida anodina, aburrida y en total soledad. A pesar de que es una buena persona, no tiene amigos, no tiene vida social, y sueña con encontrar algún día el amor, aunque no tiene éxito ninguno con las chicas. Pero el ansiado día, por fin, parece llegar cuando conoce a una seductora mujer que parece estar interesada en salir con él. Sin embargo, las apariencias engañan, y a Koistinen su excesiva bondad e ingenuidad pueden jugarle una terrible mala pasada...


Hasta los grandes tienen obras más flojas. "Luces al atardecer", sin ser una mala película del todo, es una de las menos conseguidas de Aki Kaurismaki. Volvemos a tener la historia de un perdedor urbano con trazas de drama social que tiene una vida desastrosa y que se mete de lleno en un pantano todavía peor. Volvemos a tener el hiertatismo y la economía expresiva que siempre ha caracterizado al director finlandés. Y volvemos a tener una personal mezcla de drama y tragicomedia con un humor escueto y particular, irónico e inteligente. Sin embargo, en esta ocasión no me creo al personaje ni me creo su historia, y además creo que el drama está tan contenido, tan minimizado, que simplemente no me llega, no me transmite casi nada. El personaje principal me resulta demasiado poco realista, demasiado "pringado". Por muy enamorado que esté, roza la pura imbecilidad. Es de bueno tonto, tontísimo, estúpido en ciertas partes del filme. Se topa con unos problemas que le pueden llevar a la pura ruina pero que puede evitar perfectamente y sin demasiadas dificultades y se lanza él solo al foso de los leones. No lo entiendo, y creo que a Aki Kaurismaki se le ha ido de las manos este retrato humano sufridor, excesivamente sufridor, tanto que llega al sin sentido. Por otra parte, como he dicho ahora el drama está tan contenido, es tan escuetísimo, tan magro, que no logra en ningún momento tocar al espectador, y tampoco lo hace demasiado el humor que despliega, que es el de siempre, sí, pero aquí sin chispa, sin sal ninguna. Tiene esta película recursos a veces de puro cine mudo, lo que es siempre original (y de hecho este director ha dirigido películas casi mudas y otras completamente mudas como "Juha" que son excelentes), pero se les mete el turbo y tenemos a veces a personajes hablando sin ninguna emotividad frente a otros que apenas interactúan. Es una pena, pero "Luces al atardecer" es floja, bastante floja, y más viniendo de quien viene y más viniendo detrás de una obra maestra como fue "Un hombre sin pasado". Por suerte, Kaurismaki volvería a entregar otra de sus obras más personales pocos años después con la fascinante "El Havre".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada