Porco Rosso

Porco Rosso

miércoles, 8 de junio de 2016

EL LIBRO DE LA SELVA de Jon Favreau - 2016 - ("The Jungle Book")


El malvado tigre Shere Khan, que odia profundamente al hombre, ha jurado matar al niño Mowgli, un humano adoptado por los lobos de la selva y que forma parte de la manada como uno más. Los lobos, entristecidos, encargan a la pantera Bagheera que lleve al chico al único lugar donde estará a salvo: a la aldea de los de su especie. Mowgli no quiere ir a vivir a ese lugar, pero parece inevitable su destino. Y además, Shere Khan no va a permitir siquiera que tenga la oportunidad de escapar de la selva y va a tratar de darle caza... Una gran aventura comienza en la jungla.


"El libro de la selva" de 2016, más que una nueva adaptación de la famosa novela de Rudyard Kipling, es una nueva versión de la película homónima de Walt Disney de 1967. Y está bastante bien, oigan, contra lo que me esperaba (todos tenemos nuestros prejuicios). El ecléctico Jon Favreau, el encargado de dirigirla, construye una película de aventuras divertidísima, tremendamente ágil, con gracia, con su espacio para el humor y para el drama y, sobre todo, con un apartado visual verdaderamente impresionante. Los personajes, humanos y animales, son una auténtica pasada, así como los escenarios de la esplendorosa selva asiática que retrata. Su nivel de detalle es soberbio, y la riqueza de cada gesto humaniza a cada personaje con gran perfección. Además, las escenas de acción son una maravilla todas ellas: dinámicas, vertiginosas y con toda el aura del mejor cine aventurero clásico. Tiene momentos fantásticos ya solamente en lo estético esta "El libro de la selva" de 2016: la primera aparición de Shere Khan, la llegada al templo del Rey Louie y su también primera aparición (impresionante en su enormidad y que hasta da mal rollo), las correrías de Mogwli y Baloo por el bosque o el combate final entre el fuego son totalmente preciosos. Hay que decir también que las voces del elenco protagonista (mejor verla en versión original para disfrutarla del todo) son las adecuadas y les vienen a los personajes como anillo al dedo. Y además este elenco es fantástico y está lleno de grandes estrellas de todas las generaciones, desde Ben Kingsley o Bill Murray hasta Idris Elba o Scarlett Johansson pasando por Lupita Nyong'o o Christopher Walken.


Jon Favreau, además, actualiza la versión de Walt Disney, que tenía algunos pasajes machistas (como su desenlace) que quedan eliminados, así como su apología del "Sentar la cabeza", muy presente en todas las películas del estudio del creador de Mickey Mouse durante todas sus primeras décadas. Igualmente, se le da al filme un desenlace atípico que rompe totalmente con las demás versiones de la obra y se le otorgan algunas escenas inesperadas de violencia que le hacen poner un pie en el cine para adultos sin perder su esencia infantil (esencia infantil pero siempre seria). Le sobran, pienso, las por suerte escasas representaciones musicales con las piezas originales del mencionado filme de 1967: son solamente dos, pero creo que hacen que se pierda algo el ritmo y, además, creo que están fuera de lugar (sobre todo la del Rey Louie, que rompe totalmente el ambiente amenazante original sólo por cumplir de cara a la galería). Esta nueva versión de la novela de Rudyard Kipling es a pesar de todo dignísima en casi todos sus aspectos, muy divertida, visualmente maravillosa y un estreno comercial de los buenos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada