Porco Rosso

Porco Rosso

miércoles, 27 de enero de 2016

REGRESIÓN de Alejandro Amenábar - 2015 - ("Regression")


1990. En una pequeña localidad de Minnessota una joven llamada Angela Grey acusa a su padre de haberla violado y el detective Bruce Kenner se encarga del caso. Pronto, descubre que el hecho, aparentemente aislado, se ramifica y se extiende a otras personas... Y pronto descubre que tras lo ocurrido se esconde un horror más grande que le puede poner a él mismo en peligro.


He tardado en ver esta película porque en su día me la perdí en el cine y la quitaron relativamente pronto de la cartelera. Hasta hoy no he parado de escuchar críticas muy destructivas hacia ella y prácticamente nadie me la ha puesto bien. Lo más bonito que he escuchado de "Regresión" es que se trataba de "un telefilme de domingo a las cuatro de la tarde" y, con todo el dolor de mi corazón, he comprobado que lo es. Que sí, que tiene director y actores de primera fila. Pero eso no quita que lo sea a efectos artísticos. Alejandro Amenábar puede gustar más o menos, pero lo cierto es que hasta sus fans han puesto a parir a esta película que es del todo impropia de un director que, con sus méritos y defectos, se suele currar las cosas. "Regresión" es una mamarrachada sobre sectas satánicas totalmente cutre. La trama es un timo, para empezar. Un timo con todas las letras. No voy a hacer spoilers, pero me parece que su desarrollo es de opereta barata (giros de guión que no sirven para nada, efectismo a tutiplén, dramatismo forzado, ritmo abrupto...) y su desenlace es uno de los mayores despropósitos perpetrados en mucho, pero que mucho tiempo (en serio, es que se le queda a uno cara de gilipollas cuando Amenábar intenta colarle semejante patraña de cortometraje cutre universitario). Los diálogos son malos, pero malos de verdad, para colmo, y los personajes están pésimamente definidos e interpretados con mucha dejadez. Ethan Hawke no tiene ganas de actuar y repite el mismo gesto de forma cansina, y Enma Watson está sobreactuada, mientras que secundarios como David Thewlis son casi fantasmales. La atmósfera por otra parte es cansina y está emplastada de lluvia artificial y de ambiente a lo "Twin Peaks" o "True Detective" forzado, y hay escenitas que dan vergüenza ajena (los sacrificios humanos son para echarles de comer aparte, en serio: que ridículos y qué mal rodados están). Me he quedado patidifuso con "Regresión". Me parece terrible. Terrible de verdad. Una pena. Esperemos que Amenábar se recupere y no vuelva a perpetrar semejante tomadura de pelo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada