Porco Rosso

Porco Rosso

miércoles, 1 de mayo de 2013

LOS CUATRO FANTÁSTICOS de Oley Sassone - 1994 - ("The Fantastic Four")


El científico Reed Richards, acompañado de sus amigos Ben Grimm y Sue y Johnny Storm, viaja al espacio para realizar un experimento. Su nave, sin embargo, sufre un misterioso fallo y se acaba estrellando. Pero Reed y sus amigos no mueren, sino que adquieren poderes sobrehumanos: él se convierte en un hombre elástico, Sue adquiere la capacidad de volverse invisible, Ben se transforma en una bestia de piedra con fuerza sobrehumana y Johnny en un hombre de fuego. Juntos forman el grupo conocido como Los 4 Fantásticos para luchar por la justicia. Sin embargo, dos terribles enemigos buscan acabar con ellos: el malvado Joyero y el megalómano Doctor Muerte, que en el pasado fue uno de los mejores amigos de Reed...


"Los 4 Fantásticos", uno de los grupos superheróicos clave de la casa Marvel junto a "Los Vengadores" y los "X-Men", ha sido por desgracia el más damnificado de los que hasta ahora han tenido saga cinematográfica. Primero porque su primera aparición, este comentado filme de 1994, es un despropósito consciente realizado a toda leche sólo para mantener unos derechos sobre sus personajes. Segundo porque su siguiente y hasta ahora última aparición ha consistido en dos películas que, ya estrenadas en los recientes 2005 y 2007, son igual de malas que la de 1994. La cosa por suerte está cambiando y cada vez se están tomando más en serio las películas de superhéroes, pero hubo un tiempo (que comenzó hace unos escasos diez años) en el que uno no se podía esperar nada bueno de un filme de Marvel o de DC (y ahí está la muy floja primera trilogía de "Spiderman" de Sam Raimi, "Daredevil", "Elektra", "Catwoman", "The Punisher", "El Motorista Fantasma", "X-Men III" o las mencionadas aventuras de "Los 4 Fantásticos") porque los mismos que las creaban no buscaban sino otra cosa que hacer algo lo más ultracomercial y facilón posible para hacer caja rápidamente. Hoy, siguen surgiendo filmes que superhéroes que "ni fu ni fa" ("Lobezno", "El Capitán América", "Thor", "Ironman II"...) pero, por lo menos, y resultando aún así fallidos o en parte fallidos, no llegan al nivel de vergüenza de los citados (y aún así siguen saliendo gigantescos bodrios, que hay que recordar que la segunda, demencial e inexplicable entrega de "El Motorista Fantasma" tiene todavía dos telediarios, y lo mismo se puede decir de la también muy reciente y horrenda "Linterna Verde" de DC).


Hay toda una leyenda urbana alrededor de esta película de Los 4 Fantásticos de 1994 y, lo que he encontrado en internet es variado y se contradice, aunque sí hay un punto en común en todos los foros, blogs y páginas dedicadas al cómic que hablan de ella: el productor del filme, Bern Eichinger, tenía los derechos de los personajes de Marvel (que pasaba una crisis por lo menos creativa en la década de los noventa -y se ve leyendo muchos de los cómics que publicaron entonces, que no eran nada buenos y que se reiteraban en los mismos golpes efectistas una y otra vez, aunque esto no quite que también surgiesen sagas fantásticas-) y quería conservarlos a toda cosa (de hecho, él también produjo la nueva saga que empezó en 2005). Por ello, rodó, asesorado por Roger Corman (experto en rodar en tiempo récord cualquier cosa), esta porquería de serie B (serie B tirando muy para abajo) que se completó en un mes pelado y mondado y que nunca iba a ser estrenada en las grandes salas (el objetivo era "demostrar" que se había realizado la película y que los derechos no se podían perder por ello para, posteriormente, dejarla inédita y que fuese olvidada lo más pronto posible). Al parecer, el elenco tanto actoral como técnico de este "Los 4 Fantásticos" no sabía nada de esto e incluso llegó a dar ruedas de prensa en festivales de cine y cómic. Finalmente, la compañía del filme anunció que nunca se llevaría a las salas y la película sólo se comercializó unos cuantos días en unos cuantos videoclubs para ser rápidamente retirada y eliminada del mundo.


Pero, ¿qué pasó? Pues lo que siempre pasa: que se convirtió en una película de culto. Porque era inédita, por su ajetreada y curiosa historia y por lo malísima y bochornosa que era también. Y al final, siempre quedaba alguna copia por ahí suelta: el dueño de algún videoclub que la conservó, alguno de sus actores o técnicos que también guardó alguna, algún freakie que se la grabó para su colección. El boca a boca mantuvo con vida a lo largo de los años a esta "Los 4 Fantásticos" de 1994 y las copias proscritas acabaron circulando por los eventos y las tiendas de cómic. Y voilá: leyenda urbana al canto y, como he dicho, película de culto al canto. Por supuesto, cuando llegó internet, ya todo el mundo pudo acceder a ella porque los que tenían las copias se apresuraron a colgarla. Algo parecido pasó con las otras dos películas de superhéroes Marvel proscritas: "El Vengador" (el Punisher que protagonizó Dolph Lundgren a finales de los ochenta) y el horrendo "Capitán América" de 1990. De ellas hablaré otro día.


De esta primera versión de "Los 4 Fantásticos" hay que decir poco: que su historia es planísima y estúpida, que su ritmo es infumable (con una introducción eterna), que sus personajes y sus diálogos dan vergüenza ajena, que sus efectos especiales son terribles, que su vestuario y sus escenarios son todavía peores y que tiene escenas que son de pura comedia involuntaria (esa Antorcha Humana parando el rayo mortal que va a la velocidad de la luz a última hora es para troncharse). La película es de esas que son exclusivamente para ver acompañado de amigos en estado de ebriedad o colocón. Si no, es absolutamente interminable. Sin embargo, hay que decir una cosa: "Los 4 Fantásticos" de 2005 es IGUAL de mala que ésta a pesar de contar ya con efectos especiales y actores de primera fila. Y de su secuela podemos decir lo mismo.

2 comentarios:

  1. Que webos tienes, cinemagnificus, mira que ver estas cosas. Aunque... la viste conmigo... ¡Y yo la veía por segunda vez! Vale, me callo.

    Hoooooolmes XD

    ResponderEliminar
  2. La última foto es indescriptible. Tremendo, creo que "El Vengador Tóxico", paradigma de la Serie Z, tenía mejor nivel de vestuario.

    Un saludo

    ResponderEliminar