Manhattan

Manhattan

jueves, 17 de mayo de 2012

ALI G ANDA SUELTO de Mark Mylod - 2002 - ("Ali G Indahouse")


El Centro de Ocio John Nike de West Staines va a tener que cerrar sus puertas por falta de fondos. Pero su director, Ali G, especialista en enseñar el modo de vida urbano que él practica, el de la cultura del rap y el hip-hop, no piensa permitirlo, y para ello va a hacer todo lo que esté en su mano... Crear un caos callejero, pedir ayuda a sus amigos raperos e, incluso, meterse en el sucio juego de la política, al que va a traer el delirio más absoluto.


Mark Mylod es un director de cine y televisión irregular que ha participado en series famosas como "Shameless", "Entourage", "United States of Tara" o "Érase una vez". En la pantalla grande se ha especializado en la comedia con desparejos resultados en "Ali G anda suelto", "Un golpe de suerte" y "Dime con cuántos".


"Ali G anda suelto" es la primera película para la gran pantalla protagonizada por Sacha Baron Cohen, amante de crear personajes satíricos delirantes como el protagonista de este filme o los ya de sobra conocidos Borat, Brüno o su Dictador, que en breve llegará a las salas. Ali G, que ya había aparecido en televisión antes de su filme grande y que incluso llegó a tener su propia serie, es, como los propios Borat o Brüno, desvergonzado, zafio, grosero, inculto, prejuicioso (y orgulloso de ello) y se divierte, básicamente, como ellos: liándola allí a donde va y burlándose de las culturas en las que vive o que visita (la norteamericana, la británica, la de ciertos países orientales o de Europa del este...). El personaje televisivo de Ali G, una parodia estereotipada del amante urbano de la cultura del rap, el hip-hop o el reggae, se dedicaba a entrevistar a personajes famosos y/o polémicos para intentar criticarlos o ponerlos en evidencia, al igual que hacían los mencionados Borat y Brüno. Por desgracia, el Ali G de esta película no tiene la gracia ni la inventiva que tendrían los posteriores de Baron Cohen.


"Ali G anda suelto" tiene una trama verdaderamente penosa que no tiene nada que ver con las de "Borat" o "Brüno": no hay estilo de documental falso, no hay ataques tan brutales hacia la sociedad, el humor es más zafio en el peor sentido (no tiene el toque más inteligente que sí tienen las otras películas) y se aposenta en casi su totalidad en hacer chistecitos del mundo del rap urbano más tópico y, sobre todo, y esto es lo más importante, el personaje principal no tiene ni puta gracia, por lo menos para mi, qué quieren que les diga. La película es un conjunto de escenas chorras con diálogos de "caca, culo, pedo, pis" recitados al "estilo negrata", con personajes retrasados haciendo gracietas de supuestos macarras y con un intento de provocación algo anestesiado (insisto: apenas hay un chiste inteligente o con sentido crítico, aunque en la película haya políticos sin escrúpulos de por medio) que, por suerte, Baron Cohen desarrollaría más tarde. "Ali G anda suelto" es mala, muy mala, pero es interesante porque anticipa la carrera de un humorista que, con todos sus seguidores y detractores, me parece cuanto menos desvergonzado y políticamente incorrecto, y creo que eso es bueno porque la corrección política para mi es una enfermedad.


2 comentarios:

  1. Buenas. Soy Guzz de In Guzz We Trust para decir que ahora me he mudado definitivamente al blog llamado Citizen Guzz... Por supuesto puedes ignorar, borrar o hacerte una camiseta con este comentario pero, en cualquier caso: saludos guzzeros ! (y sorry por la irrupción)

    ResponderEliminar
  2. ¿Que la película es mala?
    ¿Que no te hace gracia?
    ¿Seguro que has visto la misma ali g que yo?
    Porque la película es buenísima y te meas de risa si a ti no te hace gracia es diferente porque la película es buenísima
    A lo mejor te has sentido identificado con el personaje que ali le dice foca bum bum y por eso no te hace gracia

    ResponderEliminar