Porco Rosso

Porco Rosso

jueves, 10 de agosto de 2017

ESCOBAR: PARAÍSO PERDIDO de Andrea Di Stefano - 2014 - ("Escobar: Paradise Lost")


Principios de los años noventa. Nick Brady es un joven canadiense que se marcha a Colombia en busca de aventura. Allí, se instala en un pueblecito de la playa en el que se dedica a dar clases de surf, una de sus pasiones. Allí también conoce a María, una chica por la que se siente atraído y con la que comienza un apasionado romance. Las cosas, sin embargo, cambian para él cuando conoce al tío de su amada... Un famoso senador llamado Pablo Escobar, muy querido por el pueblo y que está constantemente inmerso en proyectos solidarios y de desarrollo. Hay algo oscuro en este hombre, y Nick pronto va a descubrirlo.


Está claro que el criminal histórico de moda en este momento es Pablo Escobar. En 2014 tuvo esta película que hoy comentamos, "Escobar: Paraíso perdido", actualmente tiene en marcha la exitosa serie "Narcos" y a final de este año Fernando León de Aranoa estrenará "Loving Pablo", una versión más de hechos de su vida en la que el personaje será interpretado por Javier Bardem. No es para menos, porque aún siendo tan terrible, la figura de este mafioso y político corrupto que llegó a dominar Colombia y a ser uno de los hombres más ricos del planeta en los años ochenta y noventa es, como por ejemplo las de Al Capone, Adolf Hitler o Fidel Castro, apasionante en toda su oscuridad y también uno de los símbolos de toda una época. "Escobar: Paraíso perdido" no creo que sea la película definitiva de este personaje histórico, ni tampoco un filme negro para recordar, pero es solvente en todo momento y engancha de principio a fin con la clásica historia del joven común, normal y corriente, que se ve arrastrado por horrendos acontecimientos. Esta película me recuerda bastante en su concepción a "El último rey de Escocia": se parte de un hecho de ficción que trata de explicar la figura de un personaje monstruoso. El del joven canadiense protagonista que acaba siendo sobrino político de Pablo Escobar es un carácter inventado, pero a través de él conocemos ya sí hechos reales del criminal y una parte básica de su historia, su ingreso en prisión cuando quedó plenamente destapado ante la opinión pública colombiana que era un asesino corrupto. El italiano Andrea Di Stefano debuta en la dirección en esta producción franco-belga-española y entrega un producto muy digno, con el tempo perfectamente agarrado, con un interés siempre creciente y con escenas de tensión fantásticas. Es cierto que, como he dicho, no va a ser la película definitiva del personaje, al no centrarse en él, pero sí que lo retrata bastante bien con su maldad, crueldad, ambigüedades, egoísmo y brutalidad. En esto ayuda un Benicio del Todo como siempre soberbio y que consigue poner los pelos de punta en la que es otra de sus interpretaciones para el recuerdo. Josh Hutcherson también está muy bien como el protagonista canadiense. Con sus lagunitas y con la sensación que da de estar incompleta y hasta con un desenlace algo decepcionante, "Escobar: Paraíso perdido" es un buen acercamiento a la figura de este criminal a gran escala que ha pasado a los anales de las leyendas de los personajes oscuros de la historia. Solvente en todo momento.


1 comentario:

  1. Hay qué ver qué de moda está este narco ahora.. por favorrr!!!! Yo ví la peli y fue entretenida!

    Un saludoOo enorme!!

    ResponderEliminar