Porco Rosso

Porco Rosso

lunes, 6 de febrero de 2017

VIVIR DE NOCHE de Ben Affleck - 2016 - ("Live by Night")


Boston. Años veinte. Joe Coughlin es un atracador de bancos cuyo código moral le impide matar: luchó en la Gran Guerra y volvió traumatizado de Europa tras haber tenido que asesinar a otras personas para salvar su vida. Joe es en secreto el amante de Emma Gould, la amante del peligroso gangster Albert White, jefe de la mafia irlandesa de la ciudad. Joe está a punto de meterse en problemas... Problemas que van a desafiar a su código moral.


Ben Affleck se ha labrado como director una carrera muy sólida con "Adiós, pequeña, adiós", "The Town. Ciudad de ladrones" y "Argo". Sin embargo, acaba de estrenar su primera metedura de pata tras las cámaras: "Vivir de noche". El actor y director regresa al género negro para adaptar la novela homónima de Dennis Lehane de forma muy pero que muy irregular. El envoltorio es magnífico, desde luego, pero la trama está totalmente desequilibrada, llena de lagunas y de errores de bulto. Tenemos una representación histórica preciosa, hecha con maestría y encanto, y algunos momentos de indudable buen cine. Por desgracia, tenemos también como he dicho una historia deslabazada, directamente mal contada en muchos pasajes, donde los personajes no están nunca bien redondeados (ni siquiera el protagonista) y se olvidan de sus traumas y los retoman cuando les conviene, donde casi nada está bien articulado y donde para colmo el metraje se alarga innecesariamente para contar cosas que no aportan nada. Ben Affleck da vida al mencionado protagonista, un hombre que está traumatizado por haber luchado en la Primera Guerra Mundial y que busca venganza pero que se dedica a mitad de la película a perseguir otro objetivo y a olvidar por completo su trauma: luego, se da cuenta de que tenía que vengarse y de lo mal que lo pasó en la guerra. Sus relaciones con su padre, con sus amantes y con sus compañeros tampoco están bien delineadas, por otra parte. La película deja de interesar tras su primer segmento y el espectador se sumerge en el sopor mientras ve pasar escena tras escena (algunas con poca conexión entre ellas) y van importándole todas cada vez menos. El desenlace mejora algo, y se nota que Ben Affleck es un director bueno, como he comentado, pues ofrece escenas de acción que son de inmejorable calidad cinematográfica y sabe extraer la épica de una época mil veces visitada pero que él dibuja de forma notable. Pero vuelve a empeorar cuando dicho final se convierte en varios finales sucesivos que tratan de ser poéticos y que se vuelven interminables. "Vivir de noche" es irregularidad en estado puro y un cuarto filme decepcionante de su director tras tres primeros magníficos. Bueno, todo el mundo mete patones. Veremos a ver qué hace en su quinta realización.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada