Porco Rosso

Porco Rosso

martes, 7 de febrero de 2017

EL SECRETO DEL LIBRO DE KELLS de Tomm Moore y Nora Twomey - 2009 - ("The Secret of Kells")


Irlanda. Siglo IX. Brendan es un chico de doce años que vive en la abadía de Kells, en la cual trabaja con sus hermanos monjes para construir una muralla que repela a los brutales invasores vikingos, que incursionan sin cesar en la isla. Un día, a la abadía llega Aidan, un experto maestro miniaturista que tiene consigo un misterioso libro. La vida de Brendan está a punto de cambiar: una gran aventura le espera.


El irlandés Tomm Moore es uno de los fundadores de la Cartoon Saloon y es, además de animador y director, autor de cómics. Hasta ahora ha creado dos películas, ambas de corte fantástico y fuertemente ancladas en la tradición de leyendas de su Irlanda natal: "El secreto del Libro de Kells" y "La canción del mar". También es uno de los animadores del filme de segmentos "The Prophet".


Nora Twomey es también irlandesa y también fundadora del mencionado estudio Cartoon Saloon, Es co-directora de "El secreto del Libro de Kells" y autora de numerosos cortometrajes animados.


"El secreto del Libro de Kells" es una joyita de la animación que, por desgracia, es todavía, y a pesar de las ascendentes trayectorias en el estilo de sus dos directores, bastante desconocida en líneas generales. El filme narra una historia épica de aventuras de las buenas, de las que es capaz tanto de cautivar a los más pequeños como a los adultos. Viajamos a la Irlanda del pasado, del siglo IX, donde la población que fue hace tiempo romanizada y cristianizada lucha contra las terroríficas incursiones de los brutales vikingos: en este espacio surge un héroe atípico que tendrá que luchar contra la amenaza mientras encuentra su camino en la vida. "El secreto del Libro de Kells" es una película que engaña: es compleja, bastante compleja. Mezcla las mitologías céltica y cristiana para construir una metáfora sobre el bien y el mal, sobre el amor, sobre las relaciones personales, sobre la lucha por un objetivo, sobre la preservación de la cultura ante la barbarie, sobre la pérdida de las viejas tradiciones y su suplantación por otras nuevas, sobre la muerte y el paso del tiempo y sobre la edad adulta y sus decepciones y frustraciones. Tal vez le falta ser algo más concreta: quiere tratar muchos asuntos y algunos solo los toca de puntillas, y hay que tener en cuenta que su metraje es solamente de 75 minutos. Sin embargo, lo suple todo una trama con ritmo, unos personajes interesantes y encantadores, unos antagonistas de altura y giros de guión que sorprenden. Sin embargo, lo mejor de la película es sin ninguna duda su estética, combinada con una banda sonora imprescindible. Estéticamente, el filme es una vidriera medieval en movimiento, o un libro de iconos y miniaturas, o una mezcla entre ambos. La originalidad es incuestionable, y además la animación es preciosa, los decorados deliciosos, y los juegos con el campo visual magníficos. Como he dicho, la banda sonora es también fascinante, y la combinación de ambas es absolutamente soberbia. "El secreto del Libro de Kells" es animación insólita, personal, novedosa y redonda. Muy recomendable película.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada