Porco Rosso

Porco Rosso

jueves, 23 de febrero de 2017

MOONLIGHT de Barry Jenkins - 2016 - ("Moonlight")


Chiron es un niño que malvive en un barrio conflictivo y pobre de Miami con una madre drogadicta y negligente y que es constantemente perseguido por sus compañeros de clase, que le atacan y le marginan acusándole de ser homosexual. Con casi todo en su contra, Chiron va a intentar llevar la mejor vida que puede... Sin embargo, sus circunstancias no se lo van a poner nada fácil.


El estadounidense Barry Jenkins ha dirigido hasta la fecha dos películas: "Medicine for Melancholy" y "Moonlight".


"Moonlight", la segunda película de Barry Jenkins como director, es una maravilla del minimalismo narrativo y uno de los mejores dramas del pasado 2016. El filme narra en tres capítulos la historia de una vida desde la infancia hasta la edad adulta pasando por la adolescencia. El protagonista es un chico negro que vive en un barrio conflictivo de Miami y que ha de desarrollarse en una sociedad podrida, violenta, frustrante, homófoba y sin demasiado futuro salvo el del menudeo de droga. El drama social se mezcla con el intimista a la perfección y Jenkins no descuida a ninguno de los dos: alcanza un equilibrio perfecto. Aunque el mencionado protagonista es una persona especial en circunstancias especiales, consigue calar profundamente en cualquier espectador sin problemas: la confusión de la infancia, la ira de la adolescencia y el acomodamiento infeliz e interiormente indeseado de la madurez son etapas por las que en mayor o en menor medida todos hemos pasado alguna vez durante nuestras vidas. No solamente el protagonista es plenamente reconocible en cualquiera: los secundarios son igualmente humanos, profundamente humanos, y cien por cien creíbles. Todos son también desvalidos, pateados por sus circunstancias, llenos de claroscuros. El estilo narrativo es como he dicho minimalista, pausado, cargado de lirismo y capaz de expresar emociones con acciones inacabadas o sugeridas y además lleno de contención, al igual que las interpretaciones, todas fantásticas y en especial las de los tres actores que sucesivamente dan vida al carácter principal a través del tiempo y que se solapan con una química pasmosa. Es muy difícil dirigir esta clase de historia y llevarla a buen puerto. Muchas de sus escenas ponen además los pelos de punta y el desenlace es inolvidable. "Moonlight" es un filme maravilloso sobre las segundas oportunidades, sobre la lucha por vivir en un mundo emocionalmente hostil a toda cosa, sobre el perdón y la redención, sobre el amor y sobre la necesidad de salir adelante cueste lo que cueste y dar carpetazo a épocas oscuras. Maravillosa joya de un prometedor director.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada