Porco Rosso

Porco Rosso

domingo, 25 de diciembre de 2016

BAR BAHAR. ENTRE DOS MUNDOS de Maysaloun Hamoud - 2016 - ("Bar Bahr")


Layla, Salma y Nour son tres palestinas con pasaporte israelí que viven en Tel Aviv. Layla es abogada y se enamora de un hombre que parece ser lo que busca: alguien abierto de mente y que la respete. Salma es una DJ lesbiana muy liberal que sin embargo no puede decir nada de su sexualidad a su familia, cristiana fanática. Nour es musulmana y muy creyente, y está prometida con un hombre fanático y machista al que no ama pero al que se somete para contentar a su sociedad. Las tres son víctimas de un sistema machista y religioso que las oprime. Las tres van a tener que salir adelante en un mundo supuestamente abierto que en sus entrañas sigue siendo oscuro.


"Bar Bahar. Entre dos mundos" es el debut en la dirección de largometrajes de la cineasta palestina Maysaloun Hamoud, y es una de las mejores nuevas propuestas de este año que se termina. Filme social y combativo, polémico en sus países de origen, narra la historia de tres mujeres que, como la propia directora, son palestinas que viven en Israel y en concreto en Tel Aviv, una gran ciudad supuestamente abierta y liberal que en sus entrañas no lo es tanto. Pertenecen a mundos diferentes, pero la amistad está fuertemente presente entre ellas y también la fraternidad. Hamoud ha especificado en ruedas de prensa y entrevistas que las mujeres han de estar unidas ante el machismo de su sociedad, y este es el asunto principal del filme: ante la adversidad y ante una sociedad que las desprecia las tres protagonistas construyen un armazón en el que defenderse mutuamente. "Bar Bahar" pone en la picota, de forma limpia y directa, sin discursitos morales de ninguna clase, varios asuntos. El primero de ellos es el mencionado machismo y el segundo la religión. Ambos están enlazados. Ya sea en el mundo cristiano, judío o musulmán el hombre es el que domina a la mujer con el apoyo de la familia y la sociedad, y ésta ha de vivir para hacer lo que él diga. El tercer asunto, también emparentado con éstos, es la homofobia: la religión reprime férreamente toda relación diferente de la heterosexual y ser gay es un pecado mortal. Para todas las religiones "del libro gordo". Finalmente, tenemos el racismo: a la ya de por sí dificilísima y violenta situación que se da entre israelíes y palestinos, estos últimos, además de tener su país ocupado y sometido, son mal vistos incluso en grandes urbes como Tel Aviv. El círculo vicioso de machismo, fanatismo religioso, homofobia y racismo es un cóctel mortal.


Y sin embargo Maysaloum Hamoud se muestra combativa y casi optimista en la historia que narra. "Bar Bahar", nada maniquea (los personajes tienen claroscuros y muchos sorprenden con reacciones inesperadas tanto para mal como para bien), es un canto a la amistad, a la lucha, a la diferencia en una tierra complicada de habitar y llena de contrastes brutales: la liberalidad de Tel Aviv y el mundo cerrado de los pueblos de su alrededor, la tolerancia e integración gay de la ciudad y la homofobia enfermiza de las pequeñas comunidades religiosas, la occidentalización y la resistencia de viejos valores (buenos unos y malos otros). "Bar Bahar. Entre dos mundos", está además protagonizado por tres jóvenes actrices que están en total estado de gracia y que espero que tengan una larga y próspera carrera en su arte. Maravillosa película de una directora que promete mucho.


ME TOMO UNAS VACACIONES DE BLOG PORQUE ME VOY, VALGA LA REDUNDANCIA, DE VACACIONES.

FELIZ NAVIDAD, PRÓSPERO AÑO Y FELICIDAD Y VOLVEMOS EN 2017 CON MÁS PELÍCULAS :)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada