Porco Rosso

Porco Rosso

viernes, 4 de noviembre de 2016

BLACKHAT. AMENAZA EN LA RED de Michael Mann - 2015 - ("Blackhat")


Nicholas Hathaway es un joven hacker y genio de la informática condenado a prisión por robo y estafa. Un día, alguien viene a buscarle a la cárcel y a ofrecerle una salida a su situación: si ayuda al gobierno de los USA y al de China a atrapar a otro informático que está creando un caos en la red y que se supone que trata de dar un golpe maestro. Nicholas acepta y pronto él y su equipo descubren que están ante una conspiración más grande de lo que en un principio imaginaban.


En "Blackhat. Amenaza en la red", su última película hasta la fecha, Michael Mann se adentra de nuevo en el thriller, su género predilecto, aunque ahora incursiona en el informático. Aunque no me ha resultado tan brillante como la anterior "Enemigos públicos" u otras obras suyas relativamente recientes como "Collateral", esta cinta vuelve a ser en todos los aspectos una creación más que solvente con un acabado perfecto. Tenemos lo que podría ser un thriller "al uso" en manos de un director cualquiera (informático encarcelado, historia amorosa, villano que quiere forrarse desequilibrando el mundo, gobiernos podridos...) plenamente potenciado aquí y realizado con profundidad. Los personajes están muy bien redondeados (dentro de que tal vez podrían tener más aristas, eso es bien cierto, porque a veces resultan algo simples) y excelentemente interpretados (Michael Mann siempre sabe dirigir de forma espléndida a sus actores), la trama está estructurada con coherencia y con los giros de guión perfectamente apuntalados, el equilibro entre el drama y la acción es como siempre perfecto y el retrato crítico del mundo moderno en el que nos desenvolvemos, con sus riesgos globales (y con ataques también críticos dirigidos a los bancos y a los gobiernos, a los que se compara con terroristas capaces de aprovecharse de la miseria ajena) es certero y, aunque podría haber sido un poco más hondo, adecuado y coherente. No puede faltar una estética preciosa, a caballo entre fría y lírica, que alterna lo aséptico con lo caótico y cosmopolita sin cesar. Tampoco se echan de menos las escenas de acción preciosas a las que nos tiene acostumbrados Michael Mann. En especial, es una maravilla la batalla final en medio de la celebración religiosa, con su espléndido juego de luces y colores y contrastes. "Blackhat. Amenaza en la red" no va a ser una de las inolvidables de la filmografía del director de "Heat", pero tampoco decepciona y, como casi siempre, es una película bien hecha, con personalidad y con una lucidez sin fisuras. Recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada