Porco Rosso

Porco Rosso

martes, 4 de octubre de 2016

EL HOMBRE DE LAS MIL CARAS de Alberto Rodríguez - 2016 - ("El hombre de las mil caras")


Primera mitad de los años noventa. El ex agente secreto español Francisco Paesa se ha quedado en la ruina tras haber sido extorsionado en plena crisis de los GAL. El ex director general de la Guardia Civil, Luis Roldán, le ofrece una tabla de salvación: ayudarle, por un millón de dólares, a esconder mil quinientos millones de pesetas robados del erario público. Paesa acepta. Y comienza una de las tramas de corrupción más oscuras de toda su década.


Alberto Rodríguez vuelve a la pantalla y al thriller con "El hombre de las mil caras", una película de nuevo excelente. En esta ocasión, viajamos a los años noventa para conocer la historia del famoso Luis Roldán, que protagonizó uno de los casos de corrupción más famosos de toda la década en España, y del menos conocido (hasta ahora por lo menos para el gran público) Francisco Paesa, el hombre que supuestamente le asistió en su huida de la justicia durante varios años. La película es fría, directa, con un montaje seco y un estilo refinado y limpio que es capaz de articular más de dos horas de información constante e intriga intrincada sin que el ritmo decaiga un segundo y sin dejar de cautivar al espectador. El caso de Luis Roldán es bien conocido, pero no muchos de sus entresijos, y "El hombre de las mil caras" bucea espléndidamente en ellos y los conecta con la actualidad. Uno de sus grandes méritos es que, hablando de corrupción, no se centra únicamente en la española, sino que dibuja un mapa mundial de podredumbre que va desde Suiza hasta Laos pasando por Francia o Singapur. Todos se llevan su trozo de pastel pútrido, y se pueden rastrear en la trama ecos de la locura por el dinero a toda costa que terminó desatando la crisis económica mundial actual. Los personajes son redondos y están llenos de claroscuros (el propio Roldán se autocompadece de si mismo y tiene momentos de victimismo delirantes) y los actores que los interpretan están todos soberbios. Sobra decirlo, pero hay que hacerlo: Eduard Fernandez brilla sin parar. "El hombre de las mil caras" es un trhiller magnifico, cien por cien recomendable y un ejemplo de que el cine español está cambiando bastante y para bien. No se la pierdan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada