Porco Rosso

Porco Rosso

jueves, 4 de agosto de 2016

VACACIONES de John Francis Daley y Jonathan Goldstein - 2015 - ("Vacation")


Rusty Griswold es un padre de familia que se siente un perdedor: es piloto de una aerolínea de bajo coste sin un gran futuro ni un gran sueldo y no ha dado nunca nada memorable a su mujer o a sus hijos como sí que lo han hecho otros familiares y amigos suyos. Este año, sin embargo, quiere regalarles las mejores vacaciones que hayan podido imaginar. Y estas vacaciones van a ser un auténtico caos absoluto y destructivo.


Remake y a la vez continuación independiente de la comedia de 1983 "Las vacaciones de una chiflada familia americana", "Vacaciones" es la típica comedieta norteamericana descerebrada de usar y tirar con un par de chistes con cierta gracia y fin. Una familia que pasa por una crisis vital (consistente en no ser tan molona y en no tener tanto dinero ni tantas cosas como la familia amiga de turno -en fin, un sentido de la crisis existencial "muy americano"-) se va de vacaciones, como el título del filme indica, con el objetivo de encontrarse a sí misma, y sus miembros viven toda clase de desventuras chorras y la vida les da una lección sobre la necesidad de estar unidos como una buena familia de los USA. Hay dos o tres gracietas resultonas y ocurrentes (me quedo con el hecho de que es el hermano pequeño de la casa el que maltrata al grande, que es un "nerd" de mucho cuidado) y el resto son chistes de "caca, culo, pedo, pis", gags basados en comentarios sexuales predecibles y brutos, ridiculización constante del sufrido "perdedor" que no ha triunfado económica y socialmente en la vida (algo también muy americanito) y también escatología por aquí y por allá. Personajes bastante planos y tópicos protagonizan la peli, y secundarios bastante sosos y sin carisma les acompañan (no se salva ni el Chevy Chase de la cinta original ni un Chris Hemsworth de miembro gigantesco bastante tontuno). Y al final todo esto es, aparte de para tratar de distraernos sin éxito, para decirnos lo de siempre, eso que he dicho de que la familia es lo más importante y que tiene que estar unida en los a pesar de todo bellísimos y geniales Estados Unidos de América. Un truño, vaya. Película palomitera veraniega de ver y olvidar del año pasado y debut en la dirección de John Francis Daley y Jonathan Goldstein. No se pierden nada si pasan completamente de ella. Y hoy la crítica es muy cortita pero les aseguro que no hay nada más que decir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada