Porco Rosso

Porco Rosso

lunes, 23 de mayo de 2016

BRONCO BILLY de Clint Eastwood - 1980 - ("Bronco Billy")


Bronco Billy es el viejo dueño de un espectáculo de circo ambulante sobre el Salvaje Oeste que, pasado de moda, no da apenas dinero y se cae a pedazos. Sin embargo, y a pesar de que les debe bastantes meses de paga, sus trabajadores le siguen allí a donde va. Bronco Billy es un hombre justo y bondadoso querido por todos. A la compañía, sin embargo, se une una mujer que parece tener el dinero necesario para sacarla adelante. Las cosas se van a poner, contrariamente a lo que pensaban todos, más complicadas aún.


El Clint Eastwood de sus inicios, dando bandazos todavía pero en general entregando ya obras más que dignas en casi todas las ocasiones, tuvo una de sus mejores películas en esta "Bronco Billy", que él mismo ha dicho bastantes veces que se trata de una de las obras de las que él se siente más orgulloso. Llegada después del flojo encargo de acción de "Ruta suicida", es todo un homenaje al cine de Frank Capra y, aunque exalta los viejos valores norteamericanos como este hacía, no lo hace Clint de forma maniquea ni ñoña, y eso que una película como ésta es muy susceptible de caer perfectamente en esta "ñoñez" en cuanto al guionista o al director se le vaya un poco la mano. Bronco Billy, interpretado de forma genial por el propio Eastwood, es el director de una compañía de circo ambulante ruinosa que deambula por los pueblos de los Estados Unidos ofreciendo un espectáculo del salvaje oeste pasado ya de moda. No tiene ni un duro y tampoco tiene visos de tenerlo, pero sus trabajadores le siguen allí a donde va a pesar de todo. Es un buen amigo, un buen padre, un buen jefe. Es el norteamericano perfecto, amante del mundo rural además, nostálgico de otra época, algo paternalista pero justo; un pistolero moderno. A priori, puede resultar un poco asquerosito este patrioterío, pero como he dicho Eastwood esquiva perfectamente los retratos pastelosos o el mencionado patrioterío para ofrecer un retrato magnífico de la pobreza y de la dignidad. Trata la amistad, el amor, la búsqueda de un sueño, la falta de oportunidades, la marginación, el altruísmo, la redención. Todo limpiamente y con lucidez y sin tratar de dar gato por liebre. Y hace una apología de la vida sencilla en el campo, pero sin moralinas baratas y sin discursitos o banderitas injustificadas.


"Bronco Billy" es eso, una película del mejor Frank Capra, y un homenaje sentido y actualizado a este cine ya pasado de moda, como el propio espectáculo de Bronco Billy, precioso. Es en algunos aspectos casi un western crepuscular ambientado en nuestros días. Tiene escenas inolvidables, como el enfrentamiento de Eastwood con el clásico personaje capitalista agresivo (villano por excelencia de los filmes de Capra) que cree equivocadamente que solo por tener mucho dinero o mucho poder es capaz de pisotear al buen norteamericano honrado y justo. Los actores están además todos excelentes (incluso Sondra Locke, que se llevó un Premio Razzie, no sé por qué) y la dirección clásica es genial, amén de la banda sonora y los preciosos paisajes naturales de la Norteamérica profunda que el filme retrata. Una joyita de Clint Eastwood, algo desconocida, injustamente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada