Porco Rosso

Porco Rosso

viernes, 26 de febrero de 2016

CÁNDIDA de Guillermo Fesser - 2006 - ("Cándida")


Cándida es una asistenta del hogar a la que la vida ha pateado sin misericordia, que no ha cumplido ni uno solo de sus sueños y que, además, es la "mula de carga" de una familia desestructurada y presa de la pobreza y de las adicciones. Su existencia triste va a cambiar cuando menos se lo espera: cuando entabla una relación especial con Pablo, un presentador de telediario al que las cosas le están marchando mal y para el que ella trabaja. Entre ellos va a surgir una conexión que les va a salvar a ambos...


Cándida Villar fue, antes de famosa y entrañable locutora de radio, asistenta del hogar del humorista y guionista Guillermo Fesser, que la introdujo en su show de "Gomaespuma" y que dirigió la película sobre su vida que nos ocupa, basada en el libro que ella misma escribió y llamado "Cuando Dios aprieta, ahoga pero bien". "Cándida" es la única película que el componente de los mencionados Gomaespuma  ha rodado hasta la fecha (aunque ha colaborado con su hermano Javier Fesser en varias de sus obras). Se la puede tachar de oportunista, de lacrimógena, y hasta de "cine español cutre" (nótense las comillas) de ese que recrea vidas de personajes populares de sus medios (aquí pueden entrar desde las películas de Joselito hasta las de Chiquito de la Calzada), pero lo cierto es que "Cándida" emociona. De verdad. Guillermo Fesser retrata la vida de esta ama de casa que se interpreta a si misma y lo cierto es que consigue tanto una comedia más que digna cuajada de sonrisas y hasta de carcajadas hasta un drama que pone los pelos de punta. Cándida es una asistenta del hogar entrañable y delirante, pero también es una mujer maltratada, una de esas "mulas de carga" que han cargado, valga la redundancia, con familias enteras a sus espaldas en aquellos tiempos dictatoriales y no ya tan dictatoriales en los que la mujer valía una puñetera mierda. Ella se interpreta a sí misma como he dicho, y consigue meternos en su piel, en su drama, en el drama de miles de mujeres del pasado (y del presente) de este país. Guillermo Fesser la dirige de forma espléndida y habla de machismo, de violencia doméstica, de pobreza, de fracaso vital, de clasismo, de adicción a las drogas, de hipocresía, de falta de oportunidades para los jóvenes, de abandono de los ancianos y hasta de homosexualidad frustrada. Hay mucho más en "Cándida" de lo que puede parecer en un principio. Y si nos lo aderezan con unas situaciones cómicas fantásticas, mejor que mejor.


Creo que al filme le sobra a pesar de todo su final. Pienso que a Guillermo Fesser se la ha ido un poco de las manos y, desconociendo si toda la parte del viaje a los USA es real o no o si viene en el libro o no, creo que está mal encajada y que el empaque de cuento de hadas con el que todo termina le viene al filme un poco fuera de lugar. Sin embargo, también puedo llegar a entenderlo y se le puede perdonar teniendo en cuenta la calidad del resto del metraje. "Cándida" puede que no pase a la historia del cine español, pero tiene algunos momentos verdaderamente preciosos y magnificamente rodados e interpretados. Es una buena película a todos los efectos y un ejemplo de cómo debería rodarse una cinta que busque explotar la fama de un personaje célebre y popular. Y es que en fin, las diferencias en lo que a calidad se refiere entre esta película y una de los mencionados Joselito o Chiquito de la Calzada son gigantescas. Recomendable. Y de verdad que Cándida Villar, la real, está como actriz para darle miles de premios. Ella es el 80 por ciento del buen hacer de la película: está totalmente inmensa y nos saca la lágrima, tanto la alegre como la triste, como y cuando quiere.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada