Porco Rosso

Porco Rosso

miércoles, 8 de julio de 2015

HOMBRES, MUJERES Y NIÑOS de Jason Reitman - 2014 - ("Men, women and children")


En un barrio normal y corriente de una ciudad normal y corriente de los USA, se suceden toda clase de relaciones personales con la brecha generacional de Internet de por medio. Los padres no comprenden a los hijos: Internet está llena de maravillas pero, también, piensan, de peligros. Los hijos, sin embargo, han nacido con las redes sociales y desarrollan en ellas gran parte de su vida. En este ambiente, un grupo de familias vecinas van a pasar por un momento de tensiones y de problemas de comunicación.


"Hombres, mujeres y niños", la última película hasta la fecha del irregular Jason Reitman, ofrece un retrato bastante lúcido aunque con algún fallito de lo que son las relaciones por medio de las redes sociales de la aldea global en la que nos movemos hoy en día. Tenemos a un grupo de personajes de diferente clase y condición de una ciudad normal de los Estados Unidos que se enfrenta a uno de los más grandes abismos generacionales de los últimos siglos: a la brecha que ha dejado abierta Internet, llena de maravillas pero igualmente de ciertos peligros. Los padres no la suelen entender (aunque la usen también para todo, citas románticas y sexuales incluidas) y la miran con recelo y, para los hijos, que han nacido ya con ella presente, toda su vida está ahí (a veces está más ahí que en la propia calle, en el mundo real). Reitman ofrece una gran variedad de relaciones personales en este contexto: el personaje de la película es de carácter coral y da para mucho; amores virtuales, sexualidad reprimida, mundos de videojuegos que no existen, progenitores superprotectores, separaciones matrimoniales traumáticas, descubrimiento del primer amor, incomunicación, aburrimiento vital, pérdida de la pasión amorosa, llegada a la madurez, familias en descomposición, inseguridades y complejos, diferentes conceptos de educación. Todas, en general, las analiza bien, y sabe ser conciliador a la hora de hacerlo y de enfrentar las posturas de sus personajes mayores y pequeños: lo ideal, parece decirnos, es un mundo a caballo entre la vida social clásica, "en la calle", y los avances que da la tecnología.


Hay una clara crítica en la película que nos ocupa a los padres y madres ultracontroladores, intransigentes y fanáticos que destrozan la vida de sus hijos aún pensando que lo que hacen lo hacen por su bien. Los actores están muy bien, tanto los adultos como los jóvenes. Los diálogos son lúcidos e inteligentes en su mayoría. Y hay también algo bastante valiente en "Hombres, mujeres y niños": muestra a un adolescente cuya sexualidad es el BDSM (el "sadomaso" de toda la vida, para entendernos) y que sueña con que una chica lo someta sexualmente. Es, ciertamente, algo muy arriesgado, y más si tenemos en cuenta de que hablamos de una película americana. Muy bien por Jason Reitman, por arriesgarse a mostrar algo así. En los fallos del filme están ciertos diálogos pedantes y ciertos momentos que sobran también (para mi, todo el rollo del espacio, por ejemplo), que lastran un poco con pretenciones poéticas baratas un filme por lo demás más que destacado. Muy recomendable.  


1 comentario:

  1. Me gustó mucho! Estoy de acuerdo con tu crítica.
    Saludos!

    ResponderEliminar