Porco Rosso

Porco Rosso

viernes, 13 de marzo de 2015

KINGSMAN. SERVICIO SECRETO de Matthew Vaughn - 2015 - ("Kingsman. The Secret Service")


Gary Unwin es un chico problemático y huérfano de padre de Londres que vive en un hogar pobre con una madre maltratada por su novio, un patán violento. Sus días pasan entre peleas, robos y líos en su barrio. Un día, recibe una visita especial... Un hombre misterioso le busca para ofrecerle una oportunidad única de cambiar su vida para siempre...


Matthew Vaughn ya adaptó en 2010 un cómic de Mark Millar: "Kick Ass", y este 2015 ha repetido con "Kingsman. Servicio Secreto", aunque al parecer el proyecto ha sido conjunto según he podido leer (película y cómic se han ido desarrollando casi en paralelo y se han ido nutriendo ambos tanto de las ideas de Vaughn como de Millar). "Kingsman. Servicio Secreto" es una joya, una de las mejores películas de este año con casi toda seguridad (y eso que acaba de empezar). El director y el guionista de cómics se sacan de la manga una maravillosa parodia-homenaje de las películas de espionaje clásicas y, especialmente, de las del primer James Bond, el de Sean Connery, el olvidado George Lazenby, y Roger Moore, el James Bond de los años sesenta y setenta (y que pisó con mediana fuerza hasta mitad de los ochenta incluso), el James Bond de los inventos absurdos, de los villanos de opereta, de la fanfarronería, de la exquisitez "Made in UK" y de la triste misoginia (aquí por suerte no hay misoginia, aunque la chica protagonista podría haber dado más de sí, eso es cierto). Un plantel de actores excelente y en estado de gracia totalmente cachonda (entre los que destacan un Colin Firth absolutamente genial y un Samuel L. Jackson divertidísimo) protagoniza una aventura delirante, chorra, canalla y a la vez con estilo brillante con una estética pulp magníficamente recreada, con unos diálogos ingeniosos e inteligentes, con una crítica social acertada (tanto al capitalismo agresivo como a los freakies radicales de teorías conspiranoicas y apocalipsis baratos) y con unas escenas de acción totalmente inolvidables (alguna quedará para la posteridad, verán).


Matthew Vaughn sigue en la estela de la creación de obras personales y geniales tras maravillas como "X-Men: Primera Generación" y nos vuelve a regalar otra de sus mejores películas, y con diferencia. "Kingsman. Servicio Secreto" es una de las poquísimas parodias del rollo James Bond que han funcionado con solvencia en las pantallas (más que con solvencia: ha funcionado "con todo el arte"). Tal vez la famosa saga de "Austin Powers" lo logró en parte en su día, aunque su tono y su objetivo es totalmente diferente al de la quinta película de este director, que equilibra perfectamente el drama con la comedia y con la referida crítica social. Maravillosa cinta: no se la pierdan, está en las salas ahora mismo.


4 comentarios:

  1. Tengo muchas ganas de verla :)

    PD: Estás OBLIGADO a ver Whiplass... Madre de dios.

    ResponderEliminar
  2. Ya la he visto, y me encantó. La pondré la semana que viene o por ahí ;)

    ResponderEliminar
  3. Muy bien!!!! Ardo en deseos


    PD Inherent Vice es muy parecida al libro, para bien o para mal (La acabo de ver, hoy ha sido mi día de pelis)

    ResponderEliminar
  4. Go-za-da! Esperaba mucho de ella y no me ha decepcionado.

    Saludos.

    ResponderEliminar