Porco Rosso

Porco Rosso

sábado, 15 de diciembre de 2012

X-MEN. PRIMERA GENERACIÓN de Matthew Vaughn - 2011 - ("X-Men. First Class")



Los jóvenes mutantes Charles Xavier y Erik Lehnsherr, grandes amigos, trabajan juntos con el objetivo de crear una escuela para otros como ellos que, agobiados por no saber utilizar sus poderes y marginados por los humanos por su condición de diferentes, necesitan un lugar en el que ser acogidos, comprendidos y entrenados para buenos propósitos. Algo, sin embargo, va a romper su relación: alguien oscuro que en el pasado destruyó la vida de Erik va a hacer acto de presencia y va a desatar una terrible guerra entre hermanos mutantes. Las cosas no van a volver a ser iguales para los dos amigos ni tampoco para los que les rodean... La tragedia se precipita irremisiblemente.


Matthew Vaughn se confirmó definitivamente como un cineasta enorme el año pasado con su precuela de la trilogía de los "X-Men" (es una precuela, no un reinicio, según he podido leer) "X-Men. Primera generación", en la que narró la historia de amistad truncada de unos jóvenes Xavier y Magneto y la historia de cómo juntos levantaron su escuela de mutantes antes de que las cosas quedaran como se pueden ver en el primer "X-Men" de Bryan Singer: los dos compañeros separados por su concepción radicalmente opuesta de lo que deben ser las relaciones mutantes-humanos. Sin ninguna duda, la mejor película de estos personajes de Marvel Cómics ha sido, hasta este momento, esta, una película seria, madura, que expone un conflicto con profundidad y que tiene los personajes mejor desarrollados de toda la saga. La estética del filme es discreta, más en la línea las primeras películas; actualiza a los caracteres de las viñetas pero los acerca a un mundo más real, tal y como hizo el eternamente nombrado Christopher Nolan en sus "Batman" (sé que me repito con el ejemplo, pero es que es el más redondo hasta ahora), mientras que las escenas de acción poseen una espectacularidad por todo lo alto pero bien medida y economizada, que no queda irreal y que no abusa de los efectos especiales absurdos (y que tiene momentos geniales como el combate final y otros cuantos dignos de quedar para el recuerdo).


La trama del filme, sazonada con unos diálogos maravillosos y hondos, expone con coherencia los eternos conflictos que asolan a dos facciones enfrentadas por la política que siguen y por la visión diferente que tienen de la sociedad que les margina y les teme sólo por no ser como sus miembros. Amistad, fraternidad, fidelidad, traición, decepción, antibelicismo, memoria histórica, marginación del diferente, racismo, elitismo... "X-Men. Primera generación" ofrece un trasfondo que se puede extrapolar a muchas otras situaciones y que alcanza por fin la profundidad de las mejores sagas de los mutatnes de los cómics, la que rozó el "X-Men II" de 2003 y que presenta a unos mutantes (valga la redundancia) inadaptados, dados de lado por la sociedad e incluso "loosers" pero aplastados por los problemas y las responsabilidades que les dan sus poderes sobrehumanos y que han de tomar decisiones que les afectarán a ellos y a toda la colectividad que les rodea.


Vaughn sabe además insuflar aire fresco a la saga eligiendo como protagonistas a unos personajes nuevos que no habían aparecido antes. Así, a los esperables Cíclope, Jean Grey, Tormenta, el Hombre de Hielo o Lobezno (que sólo hace un gracioso cameo) les suceden Emma Frost, Tempest, Banshee, Havok (el hermano del mencionado Cíclope), Darwin, una joven Mística, un joven Bestia (que sólo apareció en "X-Men III" y muy brevemente en "X-Men II") y la futura novia de Xavier, la científica humana Moira McTaggert, dejando a los otros en su versión joven para futuras películas. Y los villanos son también nuevos: Azazel y Riptide cumplen como comparsas de un genial Kevin Bacon que da vida a un malévolo Sebastian Shaw, un villano con carisma y gancho como pocos. Y quedan por supuesto los mencionados y eternos Xavier y Magneto, que interpretados por dos más que sobresalientes James McAvoy y Michael Fassbender mantienen al espectador en vilo durante todo el metraje con un conflicto épico que por fin ha quedado inmortalizado en la pantalla como se merece y que dará mucho más de sí (o eso esperamos) en las siguientes películas de esta nueva trilogía (parece que eso es lo que va a ser al final). "X-Men. Primera generación" es una de las mejores películas de superhéroes de la historia. Imprescindible.

3 comentarios:

  1. Yo ésta no la he visto, de las otras me quedo con las dos primeras.

    saludos

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo. La mejor de la saga Xmen, con diferencia.

    ResponderEliminar