Porco Rosso

Porco Rosso

sábado, 9 de diciembre de 2017

FELIZ DÍA DE TU MUERTE de Christopher Landon - 2017 - ("Happy Death Day")


Tree Gelbman es una universitaria que, tras una fiesta salvaje, se despierta en el cuarto de un chico llamado Carter, al que no conoce demasiado, con una resaca tremenda. Se toma una pastilla para el dolor de cabeza, deja a su casual compañero de cama y se marcha a la casa de estudiantes que comparte con varias de sus amigas. El día transcurre con normalidad. Hasta que algo muy extraño e inesperado le ocurre...


Christopher Landon hasta ahora ha sido un director de cine de terror malo, perpetrador de esa basura que es "Paranormal Activity: Los Señalados", de esa saga que empezó tan bien con su original propuesta y que se devaluó a lo bestia tan pronto con sus machaconas e insoportables secuelas hechas de mala manera para pasar la gorra. Ha dirigido este creador de por medio una comedia llamada "Zombie Camp" que no he visto y ha estrenado ahora "Feliz día de tu muerte", que me ha parecido extremadamente divertida. La película es un pastiche feliz, como su título, y se regocija en su condición de pastiche feliz. Tira de todos los tópicos del slasher, al que homenajea metiéndole un toque fantástico de coña totalmente desprejuiciado y con un mínimo de interés. La protagonista, a la que no conocía, se llama Jessica Rothe, y entrega un papel desternillante, consciente de sus limitaciones (las cuales explota con gracia, encima) y muy, muy expresivo. Me ha sorprendido una actriz que sea capaz de dar una actuación tan buena en un slasher. Es un punto destacado éste. Pero luego es que además tenemos un guión que no se toma a si mismo en serio pero con una clara vocación de hacer pasar un buen rato y con unos guiños a otros clásicos del género muy apañados. No es nada del otro mundo, pero es ágil, tiene ritmo, sabe meter las sorpresas en su justo momento, sabe explotar bien las payasadas y tonterías que suelen tener los slashers universitarios y sabe divertir a base de bien. No falta nada: el asesinato estúpido, la sangre bien puesta, el toque cómico, el toque dramático (el justo), los jóvenes descerebrados, la historia de amor de pega, el trauma habitual con los padres, el rollo psicópata de baratillo... Está todo, y mezclado con carisma. A veces, el cine de terror, uno de los géneros con más posibilidades pero más tristemente devaluados a causa de sus inagotables posibilidades comerciales, da sorpresas, y aquí Christopher Landon a mi por lo menos me la ha dado, y cuando no esperaba nada de una película suya visto lo visto. La recomiendo encarecidamente: para verla sin prejuicios y disfrutar de un buen rato de cine comercial digno con los amigos y echarse unas risas. 


1 comentario: