Porco Rosso

Porco Rosso

sábado, 4 de marzo de 2017

LOGAN de James Mangold - 2017 - ("Logan")


Año 2029. Los mutantes se han extinguido prácticamente y Lobezno pasa sus días sumido en la amargura y cuidando de un Profesor Xavier enfermo y acabado en un lugar apartado del mundo. Les acompaña el mutante Calibán, también marginado por todos. Un día, una mujer localiza a Logan y le pide un favor: que la acompañe a ella y a una misteriosa niña a un lugar. Alguien las persigue. Alguien con oscuros propósitos...


Por fin Lobezno tiene la película que se merece, la que cierra su trilogía en solitario, esta inolvidable "Logan". Sus dos primeras aventuras fueron decepcionantes. "X-Men. Orígenes: Lobezno" por mala y por incoherente (un Deadpool que no era Deadpool y cuyo origen en su película homónima se pasaron por el forro, un Dientes de Sable que no era el de la primera "X-Men", un Gámbito que también se van a pasar en breve por el forro, montones de lagunas con respecto a sus antecesoras...) y "Lobezno Inmortal" por, aún siendo más distraída, no aportar nada a la saga y ser una mera "película puente" y poco más. Vuelve James Mangold a la dirección, que cuando quiere hace cositas muy buenas, y Hugh Jackman se despide supuestamente para siempre del personaje que le hizo famoso. Y la despedida es por todo lo alto. Situada cronológicamente en el futuro de los futuros (en la línea temporal de la primera saga tras los hechos de "X-Men: Días del futuro pasado"), retrata un mundo sin apenas mutantes donde Lobezno y el Profesor Xavier han de tener su última misión para salvar a su raza. No quiero decir mucho más, salvo que todo es una absoluta maravilla en "Logan". La trama es coherente con la saga y trata de rectificar algunas de las meteduras de patas de las otras dos películas en la medida de lo posible, los personajes son profundos, los actores están soberbios (Jackman y Patrick Stewart fascinantes y la pequeña Dafne Keen sencillamente fantástica), el conflicto es serio y se adecua a nuestros días, los diálogos son muy buenos, los guiros de guión inesperados, los villanos muy carismáticos, la ambientación es crepuscular, sucia, realista y sórdida y las escenas de acción son una joya: brutales, sin concesiones, violentísimas y muy sangrientas para lo que es una saga enmarcada en la habitualmente más "reluciente" franquicia Marvel. Vaya, es que directamente duelen.


Y además, y por si fuera poco, esta tercera aventura de Lobezno se salta muchas de las concesiones habituales que suelen hacerse dentro de su género y sorprende sin cesar con caminos totalmente novedosos y que no caen nunca en lo predecible ni en lo maniqueo. Escenas para el recuerdo: a montones (no las voy a contar, evidentemente, tienen que verlas ustedes). Y guiños y homenajes también, y hechos con cariño. "Logan", la despedida de Lobezno, es una película que por fin está a su altura y es la única que se estrenará este año del universo de los X-Men (que es un universo aparte al del Universo Marvel de los Vengadores en el cine). Sin embargo, no va a acabar la cosa aquí: se esperan, aunque algunas están teniendo problemas de producción y desacuerdos, nuevas películas de los X-Men, de Deadpool y supuestamente de Gámbito, además de una centrada en los X-Force, en los próximos años. ¡Que siga la línea de calidad!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada