Porco Rosso

Porco Rosso

sábado, 11 de marzo de 2017

KONG: LA ISLA CALAVERA de Jordan Vogt-Roberts - 2017 - ("Kong: Skull Island")


1973. Una expedición de diversos expertos y de militares financiada por los USA viaja desde Vietnam hasta una misteriosa e inexplorada isla del Océano Pacífico conocida en las leyendas como La Isla Calavera. Sus miembros quieren explorarla y mostrar al mundo sus supuestos secretos. Cuando llegan al lugar, algo les ataca. Algo gigantesco y nunca visto...


El norteamericano Jordan Vogt-Roberts ha dirigido hasta ahora tres filmes de diferente género: el drama "Los reyes del verano", la comedia "Nick Offerman: American Ham" y la comentada "Kong: La Isla Calavera".


Ese horrible, aburrido y fallidísimo (porque buenas intenciones artísticas tenía, aunque la cosa no saliese bien) reinicio norteamericano de "Godzilla" que Gareth Edwards dirigió en 2014 fue un éxito de taquilla. Sí, no lo esperábamos muchos, debido a su mala calidad y a que no fue especialmente superpublicitado (no por lo menos para ser una superproducción de esta clase). Pues bueno, sus productores, con muy buen ojo comercial, han puesto en marcha el MonsterVerse, un universo cinematográfico nuevo al estilo del de los superheróicos de Marvel y DC en el que existen grandes monstruos que compartirán "crossovers" en varias películas. King Kong ha sido el primero que acompañará a Godzilla en futuros filmes (uno los enfrentará en 2020 si la cosa marcha bien) y su película de presentación es esta "Kong: La Isla Calavera". Me la esperaba peor, la verdad. Está lejos de los dos primeros filmes de Jordan Vogt-Roberts pero se nota que él ha intentado por lo menos hacer las cosas bien. Tiene varios puntos malos y otros resultones. No es ninguna maravilla pero tampoco es un horror, y desde luego es muchísimo más entretenida que el mencionado nuevo "Godzilla" de hace dos años. La trama del "King Kong" original es desechada en casi su totalidad para ofrecer una nueva interpretación del monstruo alejada de romanticismos y centrada en la aventura pura. La cosa es que se centra tanto en esta aventura pura que se olvida de los personajes, que son todos planos, pero planos, planos. Ninguno tiene pasado, ni presente, ni futuro. Algunos son mera carne de cañón, y otros son tópicos andantes (el prota, la prota, el militar malo, el viejo bueno, los secundarios cómicos...). Decir que son flojos es ser benigno. Por otra parte, la trama tiene lagunas y explica bastante poco sobre King Kong y su mundo y además deja cabos suelos sin parar (tal vez sean explicados en las siguientes películas: así lo espero, aunque me da que no se van a molestar en contentar a un público mínimamente serio). Esto es lo malo. En lo bueno, hay que decir que la película es entretenidísima si uno sabe lo que va a ver.


El desfile de monstruos de "Kong: La Isla Calavera" la verdad es que tiene bastante carisma, los efectos especiales son excelentes, la ambientación está muy conseguida (tanto la de la isla como la retro setentera), el ritmo aventurero nunca decae, las escenas de acción y de lucha son espectaculares y el metraje se pasa volando. ¿Qué tenemos al final? Pues una película mediocre pero muy divertida, una actualización de los postulados básicos de la vieja serie B de siempre con buenos medios económicos. A la semana la habrás olvidado, es cierto, pero tampoco te hará vomitar y no tiene diálogos ni momentos de vergüenza ajena. Se le puede pedir mucho, muchísimo más, desde luego, pero tampoco es que sea una infamia. Para muestra, repito, tenemos la primera película de este nuevo universo cinematográfico, ese "Godzilla" que quería ser serio y quedó demasiado soporífero y soso. Bueno, veremos si las siguientes entregas de esta saga nos sorprenden con algo novedoso, distraen por lo menos, terminan siendo horripilantes o vuelven a caer en la indefinición y el aburrimiento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada