Porco Rosso

Porco Rosso

domingo, 15 de enero de 2017

MONSTER de Patty Jenkins - 2003 - ("Monster")


Aileen Wuornos es una mujer solitaria y machacada por la vida, con una niñez traumática, que tiene la cara deformada y que sale adelante como puede como prostituta en antros de mala muerte. Una noche, en un bar, conoce a Selby Wall, una joven lesbiana cuya homosexualidad su intransigente familia desprecia y trata de "curar". Entre ambas surge una conexión especial... Sin embargo, la fatalidad no va a dejarles un respiro: sus vidas están proscritas en una sociedad hipócrita y violenta.


La directora y escritora estadounidense Patty Jenkins, muy poco prolífica en el primer campo, aunque autora de la excelente obra "Monster", ha dirigido hasta ahora este largometraje y está a punto de estrenar, en el mes de junio de este año, el filme de superhéroes "Wonder Woman". En series sí se ha prodigado más, y ha trabajado en capítulos de "Arrested Development", "Entourage", "Cinco" y "The Killing" y ha dirigido también la serie "Betrayal".


"Monster" es una película excelente y que en su día fue bastante extraña para el cine comercial norteamericano. Basada en hechos reales ocurridos en las décadas de los ochenta y los noventa, narra la historia de un amor marginal entre dos mujeres aplastadas de una forma u otra por una sociedad intolerante, machista, hipócrita y clasista. Charlize Theron está simplemente inmensa en su papel, en un papel difícil de llevar a cabo e incluso incómodo, y podemos decir que es ella la que lleva todo el peso del filme. Christina Ricci está también genial, pero es Theron quien carga con el segmento más duro y quien ha de desarrollar un personaje brutal, ambiguo, destrozado y lleno de dolor al que deja clavado y que habla por los ojos. El maquillaje descorazonador (en el buen sentido) de su carácter no le hace perder un ápice de potencia interpretativa. Entre ambas actrices hay además y a pesar del cierto eclipse de la segunda una química impresionante, que Patty Jenkins sabe explotar perfectamente: muchas escenas del filme ponen los pelos de punta, tanto las tiernas como las más duras. "Monster" habla de la marginación del diferente, de la lucha por los derechos de los homosexuales y de los profesionales del sexo (ampliable a cualquier grupo dado de lado por la sociedad por cualquier razón) en un mundo de apariencias y en especial en una Norteamérica profunda cateta y cerrada de mente y también de pobreza, de falta de oportunidades, de violencia y de fatalismo endémico, de personas que no pueden salir adelante por mucho que lo intentan, hagan lo que hagan, y para las que muchas veces el estar fuera de la Ley es la única salida. Su estilo es el adecuado: realista, sobrio, tajante, sucio en todo su realismo sin concesiones. Patty Jenkins sorprendía hace ya trece años con un filme tremendista genial, que no ha perdido capacidad de impacto y que fue multipremiada, como se merecía. Clásico para reivindicar sin parar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada