Porco Rosso

Porco Rosso

domingo, 8 de enero de 2017

DESCIFRANDO ENIGMA de Morten Tyldum - 2014 - ("The Imitation Game")


Segunda Guerra Mundial. Alan Turing, matemático, lógico y científico inglés, es contratado por los aliados para ayudar a descifrar los códigos de Enigma, la máquina que los nazis utilizan para enviar sus mensajes secretos. Alan, un tipo extraño, tímido y esquivo y poco querido por sus compañeros, tiene una idea: construir un ordenador que sea capaz de desmontar a Enigma y a su sistema. Este ordenador, sin embargo, es caro, y Alan va a tener en su contra a sus superiores, que ven su idea como una pérdida de tiempo y de dinero...


Morten Tyldum es un director de cine noruego que ha dirigido su obra entre su país natal y los Estados Unidos. Ha tocado una variedad de géneros aceptable y su filmografía, aún corta, se compone de la comedia "Buddy", de los thrillers "Ángeles caídos" y "Headhunters", de la comentada "Descifrando Enigma" y del filme de ciencia ficción "Passengers".


Hacer un biopic es difícil, pienso, porque siempre un personaje, sea el que sea, va a interesar mucho a una parte de la audiencia y a otra poco o nada. "Descifrando Enigma", la primera incursión de Morten Tyldum en los USA, es un biopic de los buenos, más que notable. Primero, porque sabe analizar su figura central con todas sus implicaciones, y segundo porque es capaz de ensamblar el referido biopic dentro de un thriller de espionaje sin que este acabe cayendo en los tópicos al uso. La historia de Alan Turing, matemático, lógico, criptógrafo, filósofo y científico, inventor del conocido como "primer ordenador", es difícil de llevar a la gran pantalla combinando sus partes luminosas con sus partes oscuras. Fue uno de los hombres más inteligentes del mundo y también y por desgracia uno de los homosexuales más destrozados por las injusticias históricas (hoy también símbolo de la lucha por los derechos gays), pero también era un tipo deshumanizado, asocial, despiadado a veces y narcisista otras. El filme consigue lograr el equilibro entre todas estas variables, y sobre todo un Benedict Cumberbatch en total estado de gracia consigue llevar a buen puerto una interpretación dificilísima sin caer en lo que habrían caído otros actores: en interpretar a un friki de turno lleno de tópicos y tics. Cumberbatch entrega una vez más un papel soberbio y es éste el principal punto fuerte del filme. Los otros los pone el director con una dirección, valga la redundancia, siempre tensa e interesante, con una trama que da la información con solvencia sobrada y lucidez, con una ambientación perfecta y con un mensaje reivindicativo no sólo de la labor de una persona básica para el fin de la Segunda Guerra Mundial (labor que todavía es bastante desconocida para el gran público), sino de los mencionados derechos de los homosexuales (a pocos gays en la historia reciente se les ha tratado tan mal por su sexualidad como a Alan Turing). Muy buena película es "Descifrando Enigma".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada