Porco Rosso

Porco Rosso

martes, 20 de diciembre de 2016

ROGUE ONE: UNA HISTORIA DE STAR WARS de Gareth Edwards - 2016 - ("Rogue One: A Star Wars Story")


Jyn Erso es una niña que vive en una tranquila granja con sus padres en un apartado planeta. Un día, todo lo que conoce termina de forma violenta cuando unos agentes del Imperio asaltan su casa y secuestran a su progenitor. Le necesitan para oscuros propósitos. La vida de Jyn, que logra escapar, cambia para siempre y se une a la rebelión. Pero su pasado misterioso va a volver a ella...


Al final el universo de "Star Wars" se ha apuntado a la exitosa moda de las expansiones y de los crossovers al estilo de los de los cómics de Marvel o DC y este año tenemos la primera de sus historias independientes para la gran pantalla, "Rogue One: Una historia de Star Wars", que narra una aventura situada entre los episodios tercero y cuarto de la saga, la que explica cómo se robaron los planos de la mítica Estrella de la Muerte. Gareth Edwards es el elegido para dirigirla, y se redime de su fallidísima versión de "Godzilla" de 2014 de sobra. "Rogue One" es posiblemente la película más oscura de toda su franquicia hasta este momento, y también la más atípica. Tiene personajes llenos de claroscuros y de ambigüedades, antihéroes bastantes de ellos que podrían coquetear perfectamente con el Lado Oscuro. El nuevo villano de turno tiene carisma sobrado y los protagonistas también, y en especial destaca un carácter principal bastante atípico y sorprendente durante todo el filme interpretado por una Felicity Jones en estado de gracia. No hay maniqueísmos además por ninguna parte, lo cual es muy loable: los rebeldes son por primera vez retratados alejados del heroísmo total y absoluto de otras entregas y son puestas en tela de juicio sus prácticas expeditivas, sus rencillas internas y sus fanatismos, que a veces se asemejan peligrosamente a los del Imperio. Tiene el filme también una atmósfera más decadente que otros capítulos, y más sombría, aunque tampoco se renuncia al humor esperable, que es el justo y necesario y que es fino e inteligente. Y tiene un guión que escapa constantemente de lo tópico, de lo habitual y de lo típico, y que cuenta con un desenlace lleno de sorpresas.


La historia de "Rogue One: Una historia de Star Wars" sabe integrarse sin fisuras en el lugar que le corresponde en la saga y está llena de homenajes constantes. Y los efectos especiales son excelentes: esto era de esperar debido al respaldo económico que tiene el filme, pero lo remarco porque el trabajo que se ha realizado para "revivir" a actores que ya fallecieron pero que era necesario tener en el filme es más que destacado. Finalmente, las escenas de acción y de batalla son magnificas: vibrantes, llenas de imaginación, espectaculares por todo lo alto y montadas con garra y con ritmo frenético. Al filme le falla el desarrollo de algunos personajes, que son excesivamente planos, en especial algunos secundarios que no tienen apenas pasado y cuya participación e importancia es bastante débil. Sin embargo, no ensombrecen de forma decisiva una película magnífica y dignísima para una saga que es difícil de tratar para no caer en el agotamiento. Extremadamente recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada