Porco Rosso

Porco Rosso

martes, 20 de septiembre de 2016

LAS TRAGEDIAS MINÚSCULAS de Jean-Loup Felicioli y Alain Gagnol - 1999 - ("Les tragedies minuscules")


Ante hechos completamente cotidianos, un grupo de personajes de una barriada francesa cualquiera se abstrae e imagina posibilidades en sus mentes mientras viajan por las vidas que habrían querido tener o que nunca desearían.


Jean-Loup Felicioli y Alain Gagnol son dos de los más afamados nombres de la animación francesa. Conforman un tandem de trabajo y se centran en el desarrollo de una animación de corte clásico, sin grandes elementos que se salgan de este corte (aunque los utilicen puntualmente). Además de inmumerables cortometrajes, tienen en su haber la serie comentada, "Las tragedias minúsculas", y los largometrajes "Un gato en París" y "Phantom Boy". Su siguiente película, "Tulip", aparecerá el próximo 2017.


"Las tragedias minúsculas" es una serie de diez episodios de tres minutos de duración sobre personajes de diferente clase y condición que, ante hechos cotidianos, reaccionan de diversas formas y, especialmente, imaginan posibilidades en sus cabezas. El asunto central de la serie es la memoria y la imaginación y la relación entre la realidad y la invención. Alrededor de este tema pivotan otros como diversas relaciones personales, amor y desamor, violencia, decepción, frustración vital, muerte, convenciones sociales, desigualdades sociales, hipocondría moderna y estrés, paso del tiempo y falta de comunicación. Todo ello ambientado en una barriada francesa cualquiera marcada por la locura del ritmo de vida actual, que crea serios problemas de sinceridad en las relaciones interpersonales. Cambiamos constantemente de la realidad a la mente de los personajes, todos bastante reconocibles pero con sentimientos oscuros que alguna vez tal vez nosotros hayamos tenido. Un accidente de coche, un cubierto fuera de su lugar, un paseo por el parque pueden generar auténticas pesadillas sobre "lo que podría ser" o "lo que pudo ser". La serie, dibujada en un estilo surrealista y expresionista donde las casas se dislocan, tiene un toque siniestro que le da una personalidad única: nuestros deseos a veces pueden ser perversos, y eso lo expresa perfectamente, como lo expresaba en su momento el mencionado expresionismo que brotó en Alemania. De apenas treinta minutos de duración total, "Las tragedias de minúsculas" es una pequeña obrita maestra de Jean-Loup Felicioli y Alain Gagnol, adulta, sin concesiones, seria y perturbadora. Extremadamente recomendable y una propuesta radicalmente diferente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada