Porco Rosso

Porco Rosso

jueves, 28 de abril de 2016

LA CASA MUDA de Gustavo Hernández - 2010 - ("La casa muda")


Laura y su padre son contratados para arreglar una vieja casa de campo que lleva abandonada muchos años y que se cae a pedazos. Su dueño quiere restaurarla y acondicionarla bien para intentar venderla. Cuando llegan al apartado lugar, comienzan a suceder extraños acontecimientos... Y pronto parece quedar bien patente que la casa no es una casa normal...


Gustavo Hernández es un director de cine uruguallo que hasta este momento ha dirigido dos largometrajes, ambos encuadrados en el género del terror: "La casa muda" y "Dios local".


A veces, el devaluado género del terror sorprende, y para bien. "La casa muda" es una de esas películas de horror rodadas con cuatro duros que reciben buenas criticas en festivales y de las que tardan poco en tener su remake norteamericano que merecen verdaderamente la pena. Una casa abandonada en medio de la nada y un par de personajes que empiezan a ser testigos de extraños sucesos bastan para ponernos los pelos de punta. O a mi por lo menos Gustavo Hernández, su director, me los puso. Es difícil ser asustado hoy en día por una película. Por eso la que lo consigue me parece tan digna de tener en cuenta. "La casa muda" sabe explotar el miedo a lo desconocido, a lo que no se ve, con poco dinero y menos efectos especiales. Su creador juega perfectamente con los elementos del género, con los ángulos malévolos de cámara, con la semioscuridad y los juegos de luces, con el poder de los ruidos y de la música y con la capacidad de sugestión que tiene todo aquello que no se ve o se desconoce para ponernos de los nervios. Y lo consigue. Y ademas incluso sus actores lo hacen bien (Florencia Colucci, la protagonista, parece pasarlo mal de verdad). Y además está grabada en una sola toma, algo difícil siempre de lograr. Sí que es cierto que a "La casa muda" le falla ligeramente su desenlace, ese clásico final típico de tantos filmes de terror que se hunde en la confusión y que parece dar fe de que su director no sabía muy bien cómo terminar el guión (aunque este filme está basado al parecer en un hecho real ocurrido en Uruguay, el país de la obra, en el año 1944). Se le puede perdonar por los grandes momentos de miedo que es capaz de brindarnos. "La casa muda" es, por fin, buen cine de terror, ese del que andamos tan escasitos. En 2011, al año siguiente de su estreno, le llegó, por supuesto, el innecesario remake de marras de Hollywood, "Silent House" (que no recomiendo para nada y que no voy a comentar porque no aporta absolutamente nada).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada