Porco Rosso

Porco Rosso

jueves, 13 de agosto de 2015

CENICIENTA de Kenneth Branagh - 2015 - ("Cinderella")


Cuando la joven Ella se queda huérfana de madre, su vida feliz se viene abajo. Su padre se casa con la señora Tremaine, una viuda pérfida que sólo le quiere por su dinero y que tiene dos hijas estúpidas, egoístas y malvadas que la desprecian. Ella, sin embargo, va a saber sobreponerse a esta situación: su bondad infinita y su corazón de oro la van a llevar a cumplir sus sueños a pesar de la adversidad... Y a conocer a un misterioso joven en el que va a descubrir el amor verdadero.


Kenneth Branagh está definitivamente de capa caída desde el año 2007. El que ha sido uno de los mayores adaptadores al cine de William Shakespeare y el que nos ha entregado maravillas como "Los amigos de Peter" o "En lo más crudo del crudo invierno" no da tristemente pie con bolo desde hace bastante tiempo. Inexplicablemente, se ha embarcado ya en cuatro proyectos comerciales (no digo "comerciales" de forma despectiva) que, en el mejor de los casos, son muy normalitos y, en el peor, auténticas e infumables basuras. En el mencionado 2007 dirigió un remake de la obra maestra de Joseph L. Mankiewicz "La huella" que no estaba mal dirigido pero que no era más que un... remake. Es decir, una copia de otra obra. Algo para mi por lo menos de poco o ningún mérito (aunque hay honrosas excepciones). Después, en 2011, incursionó en el cine de superhéroes del Universo Cinematográfico de Marvel con "Thor", que no estaba mal pero tampoco especialmente bien: era una película de acción épica simplemente funcional. Tras esto, el año pasado se pasó al thriller de espionaje y acción con el reinicio de la saga de Jack Ryan "Jack Ryan: Operación Sombra", que ni fu ni fa y que desde luego está a años luz de lo que él ha hecho en el pasado. Y este año, ha terminado de meter el patón con su nueva versión de "La Cenicienta" rodada para la Disney. Todavía no he comentado en este blog ni "La huella" ni "Jack Ryan: Operación Sombra": lo haré cuando toque revisitar "La huella" original y las diferentes versiones de las aventuras del mítico personaje de Tom Clancy.


"Cenicienta" intenta claramente aprovechar el tirón del éxito de "Maléfica" y aportar una nueva versión del clásico de Walt Disney rodada fuera del cánon animado de la compañía. No me parece mal esto: lo que me parece mal es que la película de marras sea tan pésima. La película de 1950 en la que se basa le de miles de millones de vueltas. Me resulta del todo inexplicable, inconcebible, que Kenneth Branagh haya perpetrado este engendro. Los personajes son estereotipos de la peor calaña (Cenicienta es más tonta que Pichote y la Madrastra es ridícula hasta la vergüenza ajena), los actores están pésimos y sobreactuados hasta la náusea (Cate Blanchett, ¿qué te ha ocurrido?), los diálogos son terribles, la trama se basa en meternos por la boca sobredosis de pasteles y azúcar en vena sin piedad (madre mía, es que no puede ser más ñoña y más gilipollescamente edulcorada) y la ambientación se salva algo pero tampoco dice nada. Triste, muy triste es esta cosa infame. Y más triste aún viniendo de quien viene. Branagh, por favor, vuelve a tus orígenes.


1 comentario:

  1. Me alegra saber que la odias tanto como yo. Eterna se me hizo, además de insultante. Ever after, la versión con Drew Barrymore como protagonista, es mucho más digna, moderna y feminista que este engendro y los personajes no son cartulinas parlantes (una de las hermanastras no es mala, ¿cómo osan?). Very mal.

    Me voy a trasladar definitivamente a wordpress y aún no me has hecho una visita en mi nuevo place. ¿Cómo osas? ;)

    Kisses sin azúcar ***

    ResponderEliminar