Porco Rosso

Porco Rosso

viernes, 5 de mayo de 2017

ACCIÓN MUTANTE de Alex de la Iglesia - 1993 - ("Acción mutante")


Bilbao, año 2012. La brutal banda terrorista "Acción mutante", compuesta por mutantes y tullidos que pretenden vengarse de los guapos y los ricos, secuestra a la hija de un poderoso industrial y huye con ella en su nave espacial. Su jefe, el monstruoso Ramón Yarritu, un hombre violento y sin escrúpulos, tiene un plan malévolo... Las cosas, sin embargo, pueden salirle mal... Bastante mal.


A principios de los años noventa, nadie hacía un cine así en España. Alex de la Iglesia, uno de nuestros directores más inimitables, debutó en 1993 con "Acción mutante", una película entonces extremadamente novedosa que empleaba una fórmula básica que el creador iba a utilizar de forma habitual en casi todas sus películas posteriores: mezclar el casticismo español más emblemático con un género que habitualmente era de origen norteamericano. Así, "Acción mutante" era una space opera de corte ciberpunk pero de fuerte idiosincracia patria cargada de humor negro. Muy, muy negro. Porque la otra gran seña del director que se haría famoso y reconocido del todo dos años más tarde sería el humor negrísimo, cruel, sangriento y hasta macabro. Un secuestro espacial es la excusa para construir una sátira del mundo materialista con ataques a la corrupción política y a los medios de comunicación en la que los protagonistas son un grupo de mutantes minusválidos de corte etarra, en la que las naves espaciales transportan palitos de merluza, en la que se tortura echando sal en las heridas desde un salero o en la que se escuchan canciones de Massiel o Def con Dos. Una mezcla entre un "Star Wars" depauperado con un "Mad Max" de tortilla de patatas es "Acción mutante", que además era políticamente incorrecta, mucho. Era violenta, malhablada, cruda, bruta, sexual, muy conscientemente feísta, y no hacía concesiones a la hora de mostrar cualquier escena bestia por bestia que fuese o cualquier comentario mal visto socialmente. Teníamos hasta puras escenas de maltrato en este filme, que rompió por fin una lanza a favor de un cine fantástico español nuevo y diferente. Nada de Guerra Civil, nada de Franco, y nada de comedietas casposas insustanciales. Es cierto que "Acción mutante" no es perfecta. Tiene un guión muy irregular con algunas salidas que no van a ninguna parte y algunos momentos reiterativos que se hacen pesados y que aburren. Sin embargo, pocos filmes ha habido en la historia de la filmografía de España tan rompedores y originales como éste. Y además, tiene un plantel actoral genial y unos efectos especiales magníficos con unos escenarios envidiables en 1993 en este país. Poco a poco, Alex de la Iglesia iría perfeccionando su estilo. Su siguiente filme ya sería su ultrafamosa "El día de la Bestia".


2 comentarios:

  1. Es lo que pasa cuando lo que iba a ser un corto acaba siendo un largo. Menos mal que "El día de la bestia" lo arregló. A mí la que me gusta mucho de De la Iglesia es "Muertos de risa", de la que poco se habla, ¿no?

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo reivindico a muerte "Muertos de risa". Me encanta y creo que es también una de sus mejores películas, y está totalmente infravalorada.

      Eliminar